Las comedias de Sibirikoki y el espectáculo de Alicia Álvarez cierran la XL Semana Cultural fontanesa

Foto de Carlos Álvarez

Lleno total en la Casa de la Cultura de Fuente del Maestre, el pasado 29 de Agosto, para la representación de los sainetes “Arriba los Monos” y “Me estresas”, a cargo del grupo Sibirikoki Teatro. Tampoco faltó público para el espectáculo flamenco – ecuestre de Alicia Álvarez.

Dos comedias frescas: Una, sobre un singular atraco, en el que los ladrones acaban dándole su tarjeta profesional a la empleada más pendiente de su maquillaje que del supermercado, a la clienta exigente y dicharachera que le toma cariño a uno de los atracadores y a un policía que sólo piensa en el almuerzo. Unos personajes – arquetipos muy bien trabajados, que hicieron reír a carcajadas a los presentes.

En “Me estresas”, una divertida  crítica al consumismo sin sentido, Lola Gómez y “Caballo”, un actor innato que sin hablar comunica y empatiza con el público, también se metieron en los trajes del marido pusilánime que quiere leer tranquilo, y en el de la mujer “fashion victim” en rebajas, que acaba desquiciando al otro.

BRILLANTE ESPECTÁCULO FLAMENCO – ECUESTRE EN LA PLAZA DE TOROS

El domingo, 31 de agosto, tampoco faltó un público fiel y entregado a un espectáculo flamenco – ecuestre que, coordinado por Alicia Álvarez, que cada año evoluciona desde el plano artístico. Alicia Álvarez es bailaora y profesora de danza flamenca en Fuente del Maestre y Villafranca de los Barros. Una artista de raza, técnica  y disciplina que encandiló a los presentes, particularmente cuando bailó, en un par de ocasiones, con el jinete villafranqués Manuel Álvarez. Dos ejercicios de estilo, maestría y de mucha complicidad entre ambos, fruto de muchas horas de trabajo y del amor evidente que ambos comparten por disciplinas que combinan compás, ritmo, danza, osadía en el albero y hasta números de doma vaquera correctamente ejecutados.  No en vano, M. A. pertenece al Picadero “Aire Vaquero” que, junto con el ayuntamiento fontanés, colaboraba en el evento. Muy aplaudidas fueron las alumnas más pequeñas, las de edades comprendidas entre 3 y 6 años, todo duende y ternura (y algunas risas cómplices cuando se enredaba algún mantón al vuelo). 

El espectáculo incluyó un recital poético a cargo de  la conductora de la gala, Concha Llamazares, mientras M. Álvarez demostraba en la arena que es tener “aire vaquero”, y todo con el fondo de un tema de Vicente Amigo. Pura magia.

No faltaron tampoco los bailes de diverso género (fandangos, sevillanas, pasodoble,…) con elementos, algunos de origen oriental como el abanico o el mantón de manila, que revolvieron la arena de la plaza. Todo al servicio de la danza flamenca, un arte universal que, en la figura de Alicia y sus discípulas, se convierte en elegancia que dibuja el aire y envuelve a los que lo presencian. 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.