La ARDP inicia una campaña para exigir al Gobex que dote de material escolar a los niños

La Asociación Regional en Defensa de la Público se reunió ayer “con padres y madres” en Villafranca de los Barros para iniciar una campaña de “denuncia y movilización ciudadana para exigir que el gobierno de Extremadura dote al alumnado que curse la Educación Básica de los libros y materiales necesarios”, afirmando que en los próximos días procederán a la recogida de firmas en las puertas de los centros educativos. 

Desde la asociación señalan que “la ARDP, junto con otras asociaciones educativas y movimientos sociales, participará en la campaña de denuncia y movilización ciudadana para exigir que el gobierno de Extremadura dote al alumnado que curse la Educación Básica de los libros y materiales necesarios. Así, en los próximos días procederemos a la recogida de firmas en las puertas de los centros educativos, trasladaremos estas reivindicaciones a las instancias en donde están representados los diferentes sectores educativos, y realizaremos una campaña solidaria de recogida de materiales útiles como bolígrafos, cuadernos, gomas,  para el alumnado necesitado”.

Comunicado de la ARDP:

Los libros y materiales escolares cuestan cada vez más dinero siendo la compra del material escolar  un verdadero sacrificio que las familias no pueden seguir soportando continuamente todos los años. Si el gobierno (WERT) impone una ley que es injusta, innecesaria  y lesiva,  que el gobierno también corra con todos los gastos que va a suponer su implantación.

Los Recortes educativos agravan la situación como pone de manifiesto un reciente estudio del Defensor del Pueblo que calcula que en el último curso más de un millón de alumnos ha perdido las ayudas para la compra de libros de texto debido a los recortes en las becas del Ministerio de Educación y de la mayor parte de las Comunidades Autónomas.  En Extremadura,  la Consejería de Educación destinaba 9 millones de euros para materiales escolares en 2011, a unos 3,2 millones de euros en 2014. Todo ello, a pesar de que el artículo 27 de la Constitución establece con nitidez que la educación básica debe ser obligatoria y gratuita y  la disposición adicional quinta de la LOMCE nos dice que  "EL Ministerio de Educación, Cultura y Deporte promoverá el préstamo gratuito de libros de texto y otros materiales curriculares para la educación básica en los centros sostenidos con fondos públicos".  

Los Bancos de libros de los centros educativos se deterioran por el uso, año tras año, y las dotaciones económicas son insuficientes para su reposición. Además, a partir de este año, con la aplicación de la LOMCE, los bancos de libros deberán de renovarse pues quedarán invalidados por los nuevos contenidos.  Y  mientras llegan las ayudas a los centros, los padres tienen que adelantar el dinero para la compra de los libros. En el curso pasado las subvenciones económicas llegaron a los centros casi al finalizar el curso.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.