Alfonso Gallardo deja la dirección del grupo a punto de cumplir los 83 años

En los últimos años vivió la dimisión de su persona de confianza, Juan Sillero en 2012, seguida del director del proyecto de la refinería, Edgar Rasquin, para conocer poco después que el Ministerio de Medio Ambiente rechazaba el proyecto de la refinería con una DIA negativa en julio del 2012.

Después de la importante crisis que atraviesa el Grupo Gallardo, con un proceso de reestructuración y refinanciación durante el 2014, el año 2015 ha comenzado con cambios en la dirección de la empresa, puesto que el nuevo consejero delegado del grupo es Francisco Javier Sánchez, un economista y auditor que desde 2010 pertenecía al comité de dirección de la empresa.

 

 

Alfonso Gallardo se quedará como presidente del grupo y la empresa en un comunicado dice que los motivos del cambio radican en la necesidad de dar paso a las nuevas generaciones.

 

Refinería

 

Uno de los asuntos más polémicos de este empresario fue el proyecto de la refinería, que la anunció en el Parlamento el entonces presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el 16 de diciembre del 2004. Una industria que pretendía instalar en la sierra de San Jorge, entre los municipios de Villafranca de los Barros y Los Santos de Maimona.

 

El proyecto quedó paralizado en el Ministerio de Medio Ambiente y pasó por las manos de tres ministras socialistas (Cristina Narbona, Elena Espinosa y Rosa Aguilar). Finalmente, fue el popular Miguel Arías Cañete, el que resolvió con una DIA Negativa en julio del 2012.

 

El año 2012 fue especialmente difícil para el grupo Gallardo porque comenzó con el abandono del que fue durante años su consejero delegado y hombre destacado, Juan Sillero, y posteriormente, en febrero, del director y principal soporte intelectual del proyecto de refinería, el venezolano Edgar Rasquin, para terminar en julio con la DIA negativa del Ministerio de Medio Ambiente.

 

 

Cambios en el 2014

 

El pasado mes de abril firmó con el fondo de inversión KKR un acuerdo de refinanciación que incluía la venta de la cementera de Alconera (junto a Zafra) y de la papelera Papresa, situada en el País vasco. En septiembre el Boletín Oficial del Registro Mercantil certificaba que el conjunto de empresas cambiaba su denominación a la de Grupo Gallardo Balboa. El empresario jerezano dejó de ser entonces administrador único de dos de las sociedades de ese grupo, Corrugados y Alfonso Gallardo SL, que desde entonces cuentan con consejos de administración presididos por trabajadores de la firma KKR. Asimismo, ha creado dos sociedades instrumentales en Luxemburgo «por exigencia de los financiadores», según la propia empresa; y ha diversificado su actividad creando una empresa inmobiliaria, otra que comerciará con valores que operan en Bolsa y una tercera vinculada al negocio del acero. El año 2014 también ha sido especialmente duro por los despidos, que comenzaron en septiembre del 2012, con casi cuatrocientas personas en la calle.