Clic en la imagen para para leer el programa

Fibromialgia: quiero saber más

¿Qué es la fibromialgia?
La fibromialgia es una enfermedad crónica, caracterizada por dolor generalizado en los músculos y las articulaciones. Es característico un aumento de la sensibilidad al dolor, que se manifiesta con la simple presión en las zonas musculares. Y también, la asociación habitual con otros problemas de salud, como cefaleas, problemas del sueño, intestino irritable, ansiedad, depresión, etc.



¿Cómo es de frecuente?
Es una de las causas más frecuentes de dolor, de tal forma que en la actualidad es un grave problema de salud pública. El número de personas que pueden padecerla en España supera el millón. Afecta a ocho mujeres por cada hombre y la media de edad son los 40-50 años, aunque puede aparecer a otras edades.

¿Cuál es la causa de la fibromialgia?
En la actualidad no sabemos qué provoca la fibromialgia. Se piensa que puede deberse a un trastorno de los reguladores del dolor a nivel cerebral, a infección vírica no conocida, etc. Se sabe que el estado emocional puede ejercer una gran influencia, porque es muy frecuente que los pacientes con fibromialgia también tengan depresión, pero la fibromialgia es una enfermedad médica de orden reumático y no en una alteración mental.

¿Cuáles son los síntomas fibromialgia?
- Dolor: afecta a grandes áreas musculares. Es crónico, generalizado, intenso, continuo pero con oscilaciones (peor por la mañana y si hay sobreesfuerzo).
- Cansancio (fatiga): es continuo, mejora con el reposo.
- Alteración del sueño: se correlaciona con la intensidad de los síntomas.
-Otros: Rigidez muscular y contracturas.Dolor en articulaciones.Sensación de hinchazón.
Dolores de cabeza. Intestino irritable. Problemas de concentración y memoria Alteración del estado de ánimo

¿Cómo se diagnostica la fibromialgia?
El diagnóstico de la fibromialgia es clínico, es decir, que en la actualidad no existe ninguna prueba radiológica, biopsia o analítica de sangre que permita confirma el diagnóstico. Con la historia clínica y con unas pruebas que permitan asegurar que no se trata de otra enfermedad (a veces las enfermedades producen síntomas muy similares y las pruebas nos ayudan a diferenciarlas) se establece el diagnóstico. Hay una prueba, llamada “de los puntos gatillo”, en la que el médico presiona con sus dedos sobre 18 determinadas partes del cuerpo; cuando hay dolor en once o más de esos 18 puntos, las probabilidades de padecer la enfermedad son más altas.
Hay que tener presente que las persona con fibromialgia pueden tener otras enfermedades como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, la artrosis, etc. y no todos los síntomas van a deberse a la fibromialgia, por lo que se deben extremar las precauciones antes de achacar cualquier síntoma la fibromialgia.

¿Cómo se trata la fibromialgia?
Como no conocemos la causa no disponemos de un tratamiento curativo de la enfermedad. Los objetivos son aliviar el dolor, mejorar el sueño y mantener o mejorar el estado emocional de la persona. Son útiles medidas como la actividad física (programas personalizados de ejercicios aeróbico y sin contracción muscular excesiva) y la terapia psicológica. En cuanto a los medicamentos, existe una amplia variedad de fármacos utilizados en la fibromialgia: analgésicos, relajantes musculares, antidepresivos, etc, pero todos con una finalidad de aliviar los síntomas y ninguno específico para la enfermedad.

¿Qué pronóstico tienen los pacientes con fibromialgia?
En el momento actual, la fibromialgia es una enfermedad crónica. Es habitual que los síntomas se prolonguen en el tiempo. La gran mayoría de las personas afectadas pueden mantenerse activas, sin grandes interferencias en sus vidas. En uno de cada 4 pacientes la enfermedad es incapacitante, y no sólo por el dolor, ya que se ha comprobado que con respecto a otros enfermos con dolor crónico, las personas con fibromialgia sienten mayor sensación de incapacidad y de invalidez.

Acabaremos este artículo con una recomendación para todas aquellas personas que en su vida diaria tienen que relacionarse con enfermos de fibromialgia. Debemos saber que las personas que sufren fibromialgia necesitan el apoyo y la compresión de las personas que le rodean, incluyendo al personal sanitario. Pensemos que “la fibromialgia es una enfermedad que no se refleja en la cara” por lo que el aspecto saludable de una persona no es válido para saber cómo se encuentra de verdad.

Si sospecha que tiene fibromialgia consulte con su médico.

Si ya está diagnosticada le recomendamos:
Acepte sus síntomas.
Controle sus emociones y el estrés.
Evite la actividad física intensas. Fracciones las tareas si es necesario.
Haga ejercicio: es un aspecto fundamental para mejorar.
Mantenga una vida social todo lo activa que pueda.
Lleve una vida saludable.
Use con precaución los medicamentos y solo bajo control médico. Si es de las personas que recurren a las medicinas alternativas, hágalo con mucha prudencia.
Sea constante y tenga paciencia.

Este documento ofrece información general acerca de la fibromialgia para que mejore su conocimiento sobre la misma. No tiene el objetivo de proporcionarle cuidados ni tratamiento. Si tiene alguna duda o necesita alguna aclaración estaremos encantados de atenderle. Escribamos un correo electrónico o a  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.