ADMO, Asociación para la Donación de Médula Ósea en Extremadura, es una ONG solidaria con personas enfermas necesitadas de un trasplante de células madre sanguíneas como único recurso para su curación

Según ‘La Fuente Puede’, “un Barrios desconfiado pide que nadie se fíe con darles como ganadores y se quede sin votar”

El grupo político ‘La Fuente Puede’ ha enviado a este medio una nota de prensa que a continuación publicamos textualmente:

“El acto que el pasado jueves protagonizó Juan Antonio Barrios García, a quien le acompañó el alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, y la consejera de Educación y Cultura, Trinidad Nogales, más que una simple presentación de candidatura, se convirtió en uno de esos mítines que parecen que se dan de esa forma espontánea, casi sin querer, donde unos y otros presumieron de una sarta de logros propios, y ajenos, conseguidos a lo largo de sus respectivas legislaturas.


De logros, pero también de descalificaciones –ya sabéis, nosotros los buenos, ellos los malos. Fragoso, que no escatimó en halagos para Monago, Rajoy o Aznar, arremetió en distintas ocasiones contra los socialistas Vara, González y Zapatero, de quien animosamente decía algo así como que esperaba que Dios lo tuviera presente, “como presidente, claro está”, –especificaba enseguida al ver a un auditorio medio atónito. Pero también descalificaciones contra Ciudadanos (esos conservadores de converse que tanto daño les han hecho en Andalucía) y contra todos aquellos que corren a subirse al carro a través de la creación de nuevos partidos y agrupaciones justo cuando todo marcha tan bien y somos el ejemplo de toda Europa –apuntaba el  acertadísimo edil pacense.

Muchísimo más constructivo fue Barrios, quien, nada más empezar, dijo que él había aprendido a hacer dos cosas que lleva a rajatabla: ir a todas las procesiones (a los oficios no, porque ya no se atreve con eso) y atender a todos los que acudieran con un problema a su despacho, lo cual podría hacer incluso con aquellos que hace un par de años se atrevieron a quemar la puerta de su casa –comentó magnánimo. Después de esto, y haber hecho un par de bromas fáciles en relación a su corta estatura, que una gran mayoría aplaudió con vítores, entraba de lleno en materia.

Al público lo quiso arengar con tres grandes logros, –hasta ahora tan poco publicitados, todo sea dicho de paso– que presumió con esa sincera modestia tan suya. En primer lugar, la gran habilidad de su ayuntamiento para crear trabajo, lo cual lo habían reconocido hasta fuentes opuestas como el Hoy y Comisiones Obreras. En segundo, la ventaja de ser Fuente del Maestre el pueblo que más ayuda recibe del PER, subsidio sobre el que dijo –por si hay alguien aún no lo ha comprendido–, que contribuye enormemente a la creación de puestos de trabajo, ya que permite dar esos quince días que tanto le resuelve la vida a la gente. Y tercero, la inexistencia de una deuda de facturas, a diferencia de lo que ocurría con el anterior alcalde, pasando de puntillas por la deuda viva. Además, habló del Centro Especial de Empleo, a través del cual 60 personas trabajan de esa forma tan planificada.

De su programa electoral, no adelantó nada; pero parece que va ‘sobrao’. Dijo que no necesitaba hacer ningún cuestionario para recabar propuesta alguna, que para eso ha atendido a una media de 35 personas por semana y ha hablado con todas las asociaciones habidas y por haber. Y sobre sus posibilidades de volver a gobernar, aludió a dos asuntos. Por una parte, cuestionó a quienes le reprochaban que llevase mucho tiempo en el poder, señalando que, si Ibarra estuvo 24 años, a él todavía le faltaba la mitad. Por otra, a pesar de que la gente les diera como ganadores, alertó de que no se confiara nadie, por lo que pidió que, en lugar de que la gente se fuera al campo o al Rocío, acudiera a votar  – ¿hablaba tal vez como si supiera que el concierto de Soraya y todas las otras efemérides no le fueran a funcionar?

Por supuesto, todo esto ocurría ante una Casa de la Cultura abarrotada, aunque, para hacer honor a la verdad, hay que decir que al menos más de la mitad de los asistentes eran de fuera y buena parte de los que eran del pueblo, pensionistas que habían llegado acarreados de la comida de primavera y el festival de la copla, casualmente coincidentes en el mismo día. Tanto forastero había que, cuando comenzó Fragoso su intervención saludando a sus compañeros, al diputado tal, a la diputada cual y a los alcaldes de no sé cuántos pueblos, hizo el mal chiste de preguntar si allí había alguien que fuese de La Fuente. Sobre la lista, mucha cara nueva; así que mejor que la juzgue el electorado. Sólo una cosa, echaremos de menos a Lola Gómez, a quien el alcalde, después de que todos los candidatos estuvieran sobre el escenario, la apremió a que no se quedara ahí sola, sentada, sino que subiera con ellos, algo que, como era de esperar, ella inteligentemente no hizo”, finaliza la nota de prensa.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.