La delegada del Gobierno en Extremadura anuncia una campaña de control del uso de intermitentes y distancias de seguridad

La delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, ha anunciado esta mañana que a partir del próximo lunes, 4 de mayo, se pondrá en marcha una nueva campaña de control del uso de intermitentes y distancias de seguridad. La campaña se realizará únicamente en la región extremeña y estará vigente hasta el próximo domingo, 10 de mayo.

 

Según ha explicado la delegada del Gobierno, tanto en las vías urbanas como en las interurbanas de Extremadura, no se suele hacer un uso correcto de los intermitentes a la hora señalizar las maniobras, lo que aumenta el riesgo de accidentes de forma considerable.

Principalmente preocupan los adelantamientos, que es la maniobra más peligrosa que realiza un conductor. “Todos los adelantamientos deben ser señalizado con la suficiente antelación, tanto en carretera convencional como en autovía y autopista”, ha señalado Herrera.

También los cambios de dirección, las incorporaciones o abandonos de la vía principal, circulación y salida de las rotondas, las detenciones y estacionamientos y los cambios de carril tienen que ser avisados por medio de los intermitentes.

En zona urbana, especialmente en las localidades de menor población, no se utiliza la señalización ni se controla su uso, muchas veces porque no tienen Policía Local, lo que provoca situaciones de peligro que deben evitarse.

Pero según los datos de los que disponen las Jefaturas Provinciales, cuando los conductores no señalizan las maniobras en su respectiva localidad, suelen no hacerlo tampoco en otros lugares, especialmente, en carretera.

“De esa forma, se llega a una situación cada vez más frecuente que puede ocasionar accidentes de gravísimas consecuencias debido a la velocidad a la que se circula por esas vías”, ha explicado la delegada del Gobierno.

En este sentido, ha recordado a los conductores que no deben iniciar la maniobra de adelantamiento cuando el vehículo que les sigue haya señalizado por medio de sus intermitentes la intención de adelantarles a ellos, pues el riesgo de colisión lateral se incrementa peligrosamente.

En lo que se refiere a la distancia de seguridad, ha indicado que los riesgos que se producen cuando no se mantiene pueden derivar en colisiones tanto por alcance como laterales y con resultados de gravedad, especialmente cuando están implicados vehículos ligeros como bicicletas, ciclomotores y motocicletas.