Comunicado de la Asociación Saharaui de Extremadura

En nota de prensa, desde la Asociación Saharaui de Extremadura quieren expresar lo siguiente: “En primer lugar lamentamos la situación por la que atraviesa el programa Vacaciones en Paz. Como fundadores del movimiento saharaui extremeño y como principales gestores del programa Vacaciones en Paz desde que lo pusimos en marcha en Extremadura hace veinte años, sentimos una profunda decepción por el trato que se le está dando al movimiento saharaui extremeño, a Vacaciones en Paz, a la cooperación internacional y, principalmente, a los niños y niñas saharauis por parte de la Delegación Saharaui, Federación y del Gobierno de Extremadura”.

Y continúa la nota: “Desde hace unos días los medios de comunicación están haciéndose eco de la posibilidad de que los menores saharauis no vengan este año a Extremadura. Por un lado, la Federación lo achaca a la deuda que ellos tienen contraída con la compañía aérea Air Algerie y que saldarían con el dinero de la subvención 2014 que otorga la Agencia Extremeña de Cooperación. Por el otro, los medios recogen que el Gobierno extremeño ha manifestado que no la concede por disputas entre esta Asociación y la Federación.

Ante esto, nos vemos obligados a informar que al igual que la Federación también nosotros estamos esperando la resolución de la subvención 2014, pero que a diferencia de ellos, no tenemos deuda alguna con la compañía aérea porque el coste de los billetes fueron adelantados gracias a fondos propios de la Asociación y a la aportación de las familias para prevenirnos de posibles problemas. De igual manera, a la Junta extremeña recordar que un gobierno no puede aludir a relaciones entre asociaciones para no conceder subvenciones, sino ceñirse a criterios formales y regulados por la normativa específica correspondiente.

Queremos informar que esta Asociación presentó en tiempo y forma el proyecto Vacaciones en Paz 2014 (uno diferente al de la Federación) por un total de 9.600 euros, cumpliendo con los requisitos exigidos por el decreto que regula las subvenciones de cooperación y siguiendo las líneas que rigen la cooperación internacional. Consideramos que ya ha pasado el tiempo suficiente que necesita la Agencia de Cooperación para emitir una resolución, por lo que sólo ella conoce la razón de no haberlo hecho todavía y es a ella a quien corresponde dar argumentos irrefutables basados en la normativa por los que nos aprobará o desestimará la subvención solicitada. Pero que de negárnosla, no entenderemos como a la par que colaboró con nosotros en la ejecución del proyecto, puede posteriormente negar la subvención.

Para esta asociación estamos presenciando lo que venimos advirtiendo desde hace más de un año, la delegada saharaui para Extremadura, Fatma Brahim, es la  causante de la situación actual, que se ha servido de padres de acogida y de la solidaridad de los extremeños para tratar de conseguir sus fines sin importarle las consecuencias. Hoy ya es un hecho que el movimiento saharaui extremeño lo ha roto, que el proyecto agrícola y ayuda alimentaria fueron cancelados, y que por primera vez puede que los niños no vengan a Extremadura. Seguir defendiendo a la delegada es no ver la realidad, porque nada tienen que ver fines políticos contrarios a la causa saharaui y mucho la manera de gestionar proyectos de cooperación internacional, que implica profesionalidad, evaluación y transparencia. Ella tiene mucha responsabilidad en la posible no llegada de los menores.

Por último, sólo nos queda pedir al Gobierno de Extremadura que emita cuanto antes la resolución final de los proyectos Vacaciones en Paz 2014 de acuerdo al decreto que regula las bases de cooperación 2014, porque mientras no lo haga, el proyecto Vacaciones en Paz de este año será incierto, y son muchos los niños y niñas saharauis, y familias extremeñas, quienes desean conocer si volverán a estar juntos este año”.