Buzalén presenta su primer disco este lunes 4 de enero en Hornachos



Dicen los protagonistas de Buzalén que es un compromiso que tienen llevar ese nombre, por ser uno de los parajes de su pueblo, Hornachos. “La palabra Buzalén la dejaron los árabes, es una palabra morisca y la elegimos por ese motivo, nosotros estamos muy ligados a nuestro pueblo y era una forma de hacerle un homenaje, y así llegar con él donde podamos llegar” explica Antonio Calero. El próximo lunes 4 de enero de 2016, el Auditorio Municipal de Hornachos será el lugar elegido por Javier Gómez y Antonio Calero para la presentación del Disco Buzalén. La cita comenzará a las 19:30 horas con un concierto y seguida de la firma de discos al final del mismo.

 

Las entradas pueden recogerse ya en la Casa de la Cultura a 4 euros con disco de regalo.  Su repertorio recoge desde el Renacimiento hasta el siglo XX, a través de la música de J. Dowland, las canciones populares españolas de Federico García Lorca, A. Ginasera, Atahualpa Yupanqui...Un recital en que la música académica y la popular se funden entre romances, nanas, vidalitas y zambas. Y de ahí que hayamos querido conocerles mejor gracias a Canal Extremadura Radio, quienes les pusieron voz.

Siempre presente su pueblo, Hornachos, “realmente es un sitio con mucha historia, nosotros partimos de la Expulsión de los Moriscos”, comenta Javier Gómez.

Todo se tiene en cuenta, todo suma, según Antonio Calero, disponen de dos vías de trabajo, “una es la académica, recuperando canciones de compositores extremeños como Juan Vázquez, compositor del siglo XVI, música ya escrita. Lo único que no lo está para guitarra y es lo que estamos haciendo nosotros propio, recuperando música, canciones populares españolas pero con letras autóctonas de la zona como puede ser el vito, jotas y demás y también recuperando letras de autores y que nosotros admiramos mucho, como Pablo Guerrero”.  Donde apunta y señala Calero, “lo llevamos al terreno Buzalén, lo hacemos un poco nuestro, aunque somos músicos de Conservatorio los dos, también nos tira las raíces nuestras, tanto española como extremeñas, lógicamente”.

Javier Gómez nos define su forma de hacer, la de Buzalén, “nosotros intentamos que nuestros encuentros musicales sean muy didácticos porque nos gusta realmente que la gente entienda el por qué, la raíz de dónde viene cada una de las cosas, situamos en el momento por ejemplo en el Convento de San Francisco en que se construyó aquel edificio que pretendía ser un acercamiento de dos culturas muy diferentes, la cultura morisca de los que vivían allí y los cristianos que intentaban ir a evangelizarlos, aquello salió muy mal realmente, no acabó bien, pero el intento estuvo allí y el edificio era un intento de comunión, un intento de encuentro y es lo que pretendemos nosotros también. Por ejemplo hemos recuperado este año una canción sefardí que viajó de España a Turquía y sabemos que el origen musical es de aquí, aunque ahora es una canción muy popular en Turquía y nosotros la hacemos en turco”. De este modo Gómez aclara que:"La música está viva, es la música para voz y guitarra lo que cambió la historia de la música porque llegó un momento en que los compositores terminaron siendo personas como Leonard Cohen por ejemplo y tú te remontas al siglo XVI y estábamos hablando de Valderrábanos, de Juan de la Encina, Luis de Milán”.

Calero va más allá y nos habla de las Indias, “también la música sudamericana que hacemos tiene cierto sentido, porque la vihuela en el siglo XVI y la guitarra viajó al Nuevo Mundo, la llevaron los españoles, extremeños concretamente como Hernando de Franco, un compositor poco conocido aún y que parece ser que nació en Galizuela al lado de Esparragosa de Lares, maestro de capilla de la Catedral de México, clérigos de música, porque básicamente era la iglesia la que la promovía la cultura, así viajó la guitarra y la vihuela al Nuevo Mundo y ahora regresa digamos” .

Javi nos habla de autores y explica sobre sus temas, “un compositor inglés que nos gusta mucho que es John Dowland, coetáneo a Juan Vázquez que es el compositor nuestro de Badajoz y tiene una canción llamada lácrime que trata del destierro, pero no el destierro físico que sufrieron los moriscos de Hornachos sino el destierro emocional, una canción que cambió también la historia de la vihuela y del laúd en ese momento, traducido sería “fluyen mis lágrimas”, y es música de la Corte, de la gente que se movía alrededor de los Reyes, sonidos que nos transportan a otro tiempo”.

La variedad es mucha y así Gómez nos cita también una canción de origen sefardí, “mucha gente no lo conoce, pero la recopila Federico Garcia Lorca en sus canciones españolas antiguas y se cree que tiene el origen en un juego de corro popular de lo que los niños jugaban en la calle es muy conocida, la Tarara, llevamos la cantata de Juan Sebastián Bach de la cantata 147, Alegría del mundo”. Y es aquí donde su compañero Antonio, apunta que para la ruta de la Guzaina tocó hacer temas religiosos “porque dentro de una iglesia es lo que lógicamente corresponde porque luego después podemos hacer por suerte varios idiomas, porque Javi domina hasta el Turco gracias a Dios” y sonríe. “Ah!!” Nos dice Calero, llevamos la banda sonora de Sreck , aquella película de animación, y su Aleluya”.

Al preguntarles por este proyecto Javier se adelante en narrarnos, “nosotros hace siete años más o menos que empezamos con la idea, pero es el último año el que hemos movido un poco el tema y en darlo a conocer porque es algo diferente también a lo que se hace”.  Y aclara: “Realmente estamos ahora arrancando, tenemos dos o tres cosillas en el aire que tenemos que confirmar este año, hemos trabajado con club de lecturas de algunos pueblos, ellos preparaban por ejemplo algunos poemas que querían recitar o leyendas que conocían y recordaban y nosotros interactuábamos y poníamos música, en fin era algo un poco también de una manera interactiva de unos y de otros”.

Antonio Javier Calero nos trae algo más del siglo XX: “Un tema más contemporáneo de Leonard Cohen pero que hay gente que te propone para futuros conciertos y piden que rescates un poco otras canciones, algo de su pueblo y es por ello que creemos que tenemos un repertorio lo suficientemente extenso como para que cada oyente alguna de las canciones les llegue y se sienta identificado o bueno el tema de la tarara aquí, ¿quién no la conoce?”.
Y explica Gómez,:“Bueno de la Tarara a Leonard Cohen no hay tanta distancia, Leonard Cohen empezó en un club de lectura en su ciudad natal y el club de lectura se llamaba Federico García Lorca, él empezó a acercarse al tema de la poesía y la poesía musicada por Lorca, la Tarara es un tema que recoge Lorca, de echo él empezó a tocar la guitarra con un chico de Granada que vivía allí en su ciudad y le enseñó los primeros acordes y quedó así de agradecido”.

Cuando se le escucha a Javier lo que más destaca es su voz, aquella que le sale y recuerda a coro, a góspel negro, la que no suena al hablar con él y por ello que Calero resalta, “eso es lo ameno del espectáculo que cuando Javi habla de las canciones también las explica, las transporta a la época actual, y que no sea un espectáculo serio académico y formal”. Y añade: “tenemos la responsabilidad de la música que hemos estudiado en nuestra carrera, hacerla llegar al máximo de gente posible y nuestras raíces como extremeños”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.