Finaliza el XXXVI Congreso de la Sociedad Extremeña de Cardiología celebrado en Almendralejo

Han participado más de 40 cardiólogos

El presidente de Cajalmendralejo, Sebastián Guerrero, junto a Reyes González, presidenta de la Sociedad Extremeña de Cardiología

El XXXVI Congreso de la Sociedad Extremeña de Cardiología ha sido clausurado hoy en  Almendralejo, concretamente en la sede de servicios centrales de Cajalmendralejo. En el evento profesional han participado más de 40 cardiólogos, quienes a través de diferentes ponencias han podido poner en común los últimos avances en esta materia.

La guinda ha tenido lugar con la conferencia magistral de hoy a cargo del cardiólogo especialista en muerte súbita Ramón Brugada, quien en la provincia de Gerona ha coordinado la instalación de un sistema de desfibriladores en la vía pública con el objetivo de conseguir así una provincia cardioprotegida.

“Ponemos desfibriladores para ganar tiempo y salvar vidas antes de que llegue la ambulancia. Ahora tenemos 750 y aproximadamente de 500 de ellos están en la calle, accesibles las 24 horas del día”, explicó Brugada.

En España hay 40.000 casos de muerte súbita al año “y en la mayoría de los casos no se puede llegar si no hay desfibriladores. Hay personas que sin ellos estarían muertas”, destacó el médico especialista.

Desde la Sociedad Extremeña de Cardiología no se descarta que un sistema similar se pueda poner en marcha en la región.“Hemos hablado con nuestras autoridades y parece que están dispuestas a colaborar”, aseguró la presidenta de la entidad, Reyes González.

“Cuando hay vidas humanas en juego, no existe el concepto de rentabilidad. No todo tiene un precio. Estamos hablando de la vida”, añadió.
Paralelamente al congreso, casi medio centenar de profesionales de la enfermería participaron en un curso de actualización sobre la utilización de los desfibriladores semiautomáticos.