Reportaje sobre los VIII Premios Gaceta Independiente celebrados el 10 de enero en Villafranca de los Barros

Más de 120 personas no quisieron perderse ‘Trenes que pasan’ de Palique Teatro

El pasado sábado, diferentes eventos culturales y de ocio estuvieron a disposición de los vecinos de Ribera del Fresno para decidir entre disfrutar de las fiestas del Pilar en la inmediata Villafranca de los Barros, hacerlo con la 8ª Convivencia Motera ‘Los Compadres’ 2016, una boda o citarse con ‘Trenes que pasan’, una obra del grupo hornachego ‘Palique Teatro’ que congregó a unas 120 personas en el auditorio municipal con motivo de la programación cultural de otoño-invierno organizada por el Ayuntamiento de Ribera del Fresno y con la novedad de trasladar así el Festival de Teatro Meléndez Valdés a esta fecha para realizarlo en el mencionado auditorio.

La obra ‘Trenes que pasan’ trata de un montaje realista, sobre situaciones cotidianas perfectamente reconocibles para el gran público, y que fue estrenada 24 horas antes en la capital extremeña para el III Festival Ibérico de Teatro Amateur 2016 celebrado el pasado viernes en la Sala Trajano de Mérida. Su director, Juan Francisco Castaño, confiesa que desde que se la leyó le encantó la obra, “aunque no es muy teatral, pero ahí es donde entramos nosotros y tiene mucho para aprender interpretación. Lo estamos enfocando ya no tanto el resultado, que también, sino el trabajo, nos está dando mucho juego para que nosotros vayamos sabiendo cada vez más de teatro, y luego hemos apostado también por una escenografía la verdad cara, pero original”.

‘Trenes que pasan’ es un drama naturalista donde el espectador contempla la vida de un segmento de la población en el que la crisis ha tenido unas consecuencias realmente salvajes, que es la pura realidad llevada al escenario, y eso no siempre es fácil de hacer. “Tienes que sacar de cada actor, la alegría, la tristeza, muchos sentimientos, rabia, amor, ilusión…, todo lo que tiene dentro una persona y hacerlo natural, que nos está costando la verdad. Lo que quiero es que el público se sienta identificado con la historia, que les llegue dentro, al alma, porque como les llegue, lloran, porque es una historia preciosa”, apunta Castaño.

La acción se desarrolla en un bar regentado por Anita, quien siempre ha vivido a la sombra de su padre, por eso se ve obligada a trabajar en el bar cuando su padre fallece truncando así su sueño de ser cantante de copla. Gema Terrazas, quien interpreta el papel de esta camarera, va más allá. “Anita es un personaje apasionante, cuando leí la obra fue uno de los personajes que más me gustó, me impactó, porque es un personaje que durante toda la obra tiene muchos sentimientos encontrados, porque tiene una historia de fondo personal muy bonita, muy dura pero es bonita a su manera”.

La trama romántica de la obra gira en torno a un triángulo amoroso entre Anita, Manuel el guardia de seguridad del edificio y Fernando que está enfermo por trabajar en una fábrica de productos tóxicos. “Aunque él tenga la apariencia chulesca, pero solamente la tiene cuando ve a Manuel dentro del bar, que lo único que Fernando quiere es que Manuel no esté en el bar, y entonces se lo demuestra una y otra vez, lo que pasa es que Anita parece ser que o no lo capta o no lo quiere captar. Fernando da su vida por Anita, la da para que todo lo que tiene detrás a sus espaldas se vaya”, describe José Manuel Molano en el papel de Fernando.
 
 
 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.