Éxito de participación y organización en el III Encuentro Ibérico celebrado en el colegio San José

Con los tres deporististas, Antonio Pedrera, Rafael Mateos y Juan Martínez

El martes finalizó en las instalaciones del colegio San José de Villafranca de los Barros el III Encuentro Ibérico Deportivo Cultural celebrado durante los últimos días. En él han participado alumnos y alumnas de 1º y 2º de Educación Secundaria de colegios jesuitas de doce Comunidades Autónomas y también de Portugal, según informa el gabinete de comunicación del centro educativo organizador.

 

En cuanto a los resultados cosechados por los equipos participantes, en baloncesto los tres primeros clasificados fueron el Colegio San José Jesitak de Durango, el Colegio Jesús María El Salvador de Zaragoza y el Colegio San José de Villafranca de los Barros, respectivamente.

En cuanto al balonmano, los tres primeros clasificados fueron el Colegio Apostólico Conceiçao de Cernache en Portugal, el Colegio San Estanislao de Kostka de Málaga  y el Colegio San José de Villafranca de los Barros, respectivamente. En fútbol fue tercero el Colegio Inmaculado Corazón Portaceli, de Sevilla, segundo fueron los chicos de las Escuelas San José de Valencia y primeros los anfitriones, Colegio San José de Villafranca de los Barros. Y en voleibol resultó tercero el Colegio Jesuïtes de Lleida, segundos fueron los portugueses del Colegio San Joao Brito y primeros los asturianos del Colegio San Ignacio de Oviedom.



Además, la organización quiso reconocer la deportividad y la convivencia de los equipos participantes en el encuentro con los Premios Padre Arrupe. En baloncesto este reconocimiento fue para el Colegio Apóstol Santiago de Vigo, en balonmano fue para Nuestra Señora de Begoña de Bilbao, en fútbol se le otorgó al equipo del Colegio San Ignacio de Pamplona y en voleibol para Jesuïtes de Lleida.


Para clausurar el encuentro, el director del colegio San José pidió a los participantes una reflexión sobre la actitud mantenida a lo largo de los días de convivencia y competición deportiva, “porque puede ocurrir que esté contento a pesar de perder o insatisfecho a pesar de haber ganado”. Y es que, según Juan Martínez, “la valoración de mis actos no está en relación con otros, sino conmigo mismo y ahí no interviene el árbitro, ni los rivales, ni el público, ni el tiempo”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.