El tiempo permitió la solemne procesión del Miércoles Santo



Apenas unas gotas dispersas de agua, y luego un cielo sereno, acompañaron este Miércoles Santo a las imágenes de Jesús de la Humildad, o Jesús Amarrado a la Columna como se le conoce popularmente, y a las de San Juan y la Virgen de La Soledad. La primera partió a las 22:00 horas de la Parroquia de la Candelaria, entre los acordes de la Banda de Tambores y Cornetas para encontrarse, en la Plaza de Las Concepcionistas, con la segunda y con La Soledad, una imagen gótica con lágrimas de cristal bajo palio y cirios cimbreantes.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.