La Guardia Civil interviene 600 kilos de pescado no apto para el consumo

El vehiculo “no isotermo” interceptado por su excesiva carga, transportaba el pescado entre lonas de plástico

Pescado adquirido en Huelva y con destino Madrid, según manifestación del denunciado

Es la segunda intervención de pescado, no apto para el consumo, que lleva a cabo la Guardia Civil en menos de un mes en esta provincia

En la tarde del pasado domingo, la Guardia Civil del Destacamento de Trafico de Zafra interceptó en la carretera A-66, término municipal Villafranca de los Barros, un vehiculo que circulaba excesivamente cargado.
Inspeccionada la documentación del vehiculo, comprobó que no tenia pasada la ITV, por lo que se le confeccionó la correspondiente denuncia.

Tras la identificación de sus ocupantes, dos vecinos de la localidad  onubense de Ayamonte de 64 y 67 años de edad, se procedió a la inspección del vehiculo “no Isotermo”, donde los agentes hallaron ocultas entre lonas plásticos 60 cajas con Bacaladilla.

Pescado que se encontraba en pésimas condiciones, sin refrigerar y sin etiquetar, lo que hacía suponer que no presentaban las oportunas garantías higiénicas sanitarias para su consumo, por lo que se requirió la presencia del Seprona de la Guardia Civil de Hornachos.

Personados en el lugar, en unión de los veterinarios del Área de Salud Publica de Mérida, se levantaron las correspondientes actas de infracción y se dispuso la destrucción de los 600 kilos de pescado.

Mercancía perecedera que era transportado desde Ayamonte para su posterior venta en Madrid, según manifestación del denunciado, aunque los agentes continúan con las investigaciones y la sospecha de que pudieran tener otros destinos.

Al conductor, se le levantó acta por diferentes infracciones, tales como transportar el pescado en vehículos no acondicionado, carencia de la identificación en las cajas de las especies pesqueras y deficiencias higiénico-sanitarias en las mercancías perecederas.

El vehiculo ya había sido utilizado en una decena de ocasiones para transportar pescado, no apto para el consumo. Se investiga ahora el grado de implicación del propietario del vehiculo.

Es la segunda intervención de pescado, no apto para el consumo, que realiza la Guardia Civil en menos de un mes en las carreteras pacenses. El pasado mes de abril, intervinieron cerca de la localidad pacense de Arroyo de San Servan, un vehiculo con 500 kilos de pescado, transportado en condiciones insalubres muy similares a las de ahora.

Las actas con las infracciones son remitidas a la Dirección General de Exploraciones Agrícolas y Calidad Alimentaria del Gobierno de Extremadura.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.