El pueblo de Ribera del Fresno da el último adiós a Manuel Chavero, a sus 22 años

En señal de duelo, la pasada noche las luces navideñas no brillaron

Todo un pueblo y sus alrededores se volcó ayer por la tarde para dar el último adiós al joven Manuel Chavero, un luchador donde los haya, que demostró con creces como hay que enfrentarse ante una enfermedad como es el cáncer, con coraje, garra y mucha fuerza, pero siempre con una sonrisa.

 

La parroquia Ntra. Sra. de Gracia, de Ribera del Fresno, se quedó pequeña en este 28 de diciembre, donde este municipio de 3500 habitantes se citó para dar su más sentido pésame a la familia Chavero Tavero. Su hijo más pequeño nos dejaba a pocas horas de fin de año, tras una larga lucha contra un tumor que se le diagnosticó a una edad muy temprana, el mismo que le haría pasar en numerosas ocasiones por el quirófano, quimioterapias y otros tratamientos agresivos a los que se enfrentó con valentía, madurez, pero siempre optimista y rodeado de familiares, amigos, arropado por sus clubes favoritos, la S.P. Ribereña, A.D. Voleibol Ribera o EDM de Villafranca.

Chavero, gran deportista, había nacido un 22 de agosto de 1995. Hijo de José y Conchi, el pequeño de dos hermanos, daría toda una lección de superación al pueblo que le vio crecer sin dejar la pasión que más le gustaba, el fútbol, donde no sólo fue jugador, también entrenador y parte elemental de la directiva de la S.P. Ribereña.

Desde el Ayuntamiento de Ribera del Fresno trasladaban a media tarde sus condolencias: “Ribera está de luto por la pérdida de un hijo ejemplar, Manuel Chavero Tavero, en nombre de todos los ribereños se suma al dolor de la familia. En señal de duelo, esta noche las luces navideñas no brillarán”. Su alcaldesa, Piedad Rodríguez, manifestaba que, “hoy en Ribera hemos amanecido con una triste y dolorosa noticia por la pérdida de Manuel, un joven conocido y querido por todos. Como en el deporte, luchó y batalló hasta el último minuto. Desde aquí, quiero acompañar a toda la familia en este doloroso trance.”

Tomo prestada una frase de tantas como hoy se han dicho: “Hoy es un día triste. Es lo que pasa cuando se despide a un héroe. Vuela alto, campeón”.