De Indonesia a Fuente del Maestre: la aventura vital de la fontanesa Gema Ramos y su compañero Mario Palomo

Actualmente se encuentran recorriendo China como mochileros, tras pedalear más de 7000 kilómetros por Yakarta, Sumatra, Malasia, Tailandia, Laos y Vietnam     

‘A Piñón Fijo’ es el nombre del proyecto personal que la fontanesa Gema Ramos Vega y el cacereño Mario Palomo González pusieron en marcha hace cinco meses. Una iniciativa que consiste en recorrer en bicicleta buena parte del mundo, en concreto desde Indonesia hasta Fuente del Maestre.     

Gema es técnica en Animaciones Deportivas, mientras que Mario ha trabajado de guía de montaña en Los Pirineos, guía especialista en barrancos y ya ha viajado en bicicleta por lugares como Irán o Turquía, entre otros. Él ha sido el que animó a Gema Ramos a realizar juntos esta aventura , que puede seguirse a través de la web del mismo nombre y su canal de YouTube.    

Y es que a ambos les unen las mismas inquietudes, como explica Mario: “Queremos conocer el mundo, sus realidades diversas. Y hacerlo en bici nos permite salir de los circuitos turísticos establecidos, conocer de verdad la realidad de cada país que visitamos, además de que resulta más barato así.”  

Gema precisa: “Una cosa es hacer turismo y otra ser viajeros. Me apasiona esta forma de viajar, la que te permite salir de la burbuja europea y ver la realidad tal y como es, no como te la plantean los medios de comunicación, la que te permite dejar atrás tópicos y prejuicios.”    

Actualmente se encuentran recorriendo China como mochileros, tras pedalear, durante cinco meses, más de 7000 kilómetros por Yakarta, Sumatra, Malasia, Tailandia, Laos y Vietnam. Posteriormente, tomarán un tren que les llevará hacia Asia Central. Seguirán por los países de la antigua Unión Soviética -la parte más dura del proyecto, pues son todo montañas- , Kazajistán, Azerbaiyán, Georgia, Turquía, países balcánicos y España, hasta Fuente del Maestre, que es de donde partieron.   

Cuentan que colaboran en el proyecto pequeñas empresas, la familia y el Ayuntamiento de Fuente del Maestre: “Nos ayudaron a través del colectivo cicloturista Los Bacalones, y también nos dieron un donativo. En contraprestación, cuando regresemos a La Fuente ofreceremos una charla sobre esta aventura y sobre esta increíble forma de viajar”.    

En su día a día, Gema y Mario cargan con bicis de 16 kilos, un equipaje de unos 50 kilos, tienda de campaña, hornillo, un ordenador, cámaras de fotos y herramientas. Se mueven también guiados por una red social para ciclistas. Pero, sobre todo, conviven con la gente de los lugares que visitan. Al respecto, destaca Gema Ramos: “En todas partes encuentras gente muy cercana, que te ofrecen su comida, su techo, ducha… Que te dejan dormir en templos, que te hacen sentir uno más de sus familias”.    

Y sentencia: “Y me quedo con esto, con las experiencias con las personas que te dan todo lo que tienen, aunque tengan muy poco, la sonrisa y el cariño de los niños, la felicidad que transmiten a pesar de vivir con muy poco. Para mí, estas experiencias son lo más importante, las que me llevo por dentro, de por vida. Mucho más importante que el más espectacular de los paisajes: el calor humano”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.