La Escuela Deportiva Guadalupe, galardonada con el Premio Espiga a la Actividad Física y el Deporte

El Club Natación Plasencia y la Asociación Deportiva Voleibol Miajadas fueron reconocidas con los accésits

La Escuela Deportiva Guadalupe (Badajoz) ha sido galardonada con el XV Premio Espiga a la Actividad Física y el Deporte, que organiza Caja Rural de Extremadura, según se ha dado a conocer en una gala celebrada en el día de hoy en las instalaciones de FEVAL, en Don Benito.

Según ha explicado el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, estos premios tienen como objetivo reconocer y premiar a las entidades e instituciones que fomentan la actividad física y el deporte en la región.

En esta ocasión se ha destacado el trabajo realizado por la Escuela Deportiva Guadalupe y la importancia de su proyecto formativo en el que se desarrolla un estilo educativo propio a través de la práctica deportiva en disciplinas variadas y promoviendo la atención a la diversidad de talentos, la superación de uno mismo, así como favorecer las relaciones interpersonales y el respeto de las reglas. Además de un diploma acreditativo, el premio cuenta con una dotación económica de 4.000 euros.

Desde la escuela deportiva han agradecido la generosidad y entrega de las personas que dedican su tiempo de forma altruista para atender a cerca de 300 jóvenes en 10 disciplinas deportivas. Según han indicado, su objetivo es que en el deporte “nadie se quede fuera de juego”.

Accésits

También se han dado a conocer las entidades reconocidas con dos accésits por su labor en el mundo del deporte. En este caso, el primero de estos accésits ha sido para el Club Natación Plasencia, mientras que el segundo ha recaído en la Asociación Deportiva Voleibol Miajadas.

El Club Natación Plasencia fue fundado en el año 1976 y es el decano en esta disciplina deportiva en la comunidad autónoma. Entre sus modalidades se incluyen la natación y el waterpolo, además de otras disciplinas orientadas a personas con discapacidad. En sus años de historia han formado parte del club deportistas que han logrado diferentes éxitos en campeonatos de Extremadura y España en diversas categorías. La directiva del club ha agradecido a Caja Rural este premio que consideran que es una recompensa a “muchos años luchando por la natación” de una forma desinteresada.

Por su parte, la Asociación Deportiva Voleibol Miajadas inició su andadura en el año 2011 para la práctica y promoción del voleibol y el vóley playa. Su línea de trabajo es la de enseñar un deporte que “les gusta y apasiona” con niños y niñas de su localidad. El club cuenta con equipos en 1ª División Nacional Masculina, en 2ª División Femenina, además de las categorías de base. Desde esta asociación han indicado que el premio será un acicate para lograr otro tipo de metas y han puesto en valor que se reconozca a disciplinas deportivas que no gozan de tanta atención como otras más mayoritarias. Su objetivo es involucrar a cuanto más deportistas mejor, actualmente son más de 130, para el fomento del deporte, pero, sobre todo, para que se disfrute.

Premio ‘Gracias’ y Espiga de Honor

Fuera de concurso también se ha hecho entrega de dos reconocimientos más, en este caso el premio Espiga de Honor y el premio especial “Gracias” que está destinado a todas aquellas personas que se hubiesen distinguido por su “empeño, esfuerzo, trabajo, abnegación y pasión a favor del deporte y la actividad física y ejercerla en pro y para los demás”.

En este caso, el Premio Espiga de Honor se ha entregado al ayuntamiento de Don Benito, como reconocimiento al consistorio de esta localidad por la consecución del Premio Nacional del Consejo Superior de Deportes a la entidad local española que destaca por sus iniciativas en el fomento del deporte.

El alcalde de la localidad, José Luis Quintana, ha puesto el acento en la importancia de que el municipio haya obtenido dos importantes galardones, como haber logrado en 2018 el título de mejor entidad local deportiva de Extremadura y el premio nacional del CSD como Mejor Entidad Local Española en materia deportiva. Quintana ha señalado que este reconocimiento hace que se una el nombre de Don Benito al de personalidades como Alejandro Valverde o ‘La bomba’ Navarro. 

El Premio Especial 'Gracias' ha sido para el deportista cacereño Joaquín ‘Kini’ Carrasco por sus éxitos deportivos, pero también por ser ejemplo de superación. De gran versatilidad en su actividad deportiva ha logrado, entre otros méritos, varias medallas tanto en los campeonatos del Mundo como en europeos o de España. Ha participado en tres Juegos Paralímpicos y ha recibido, entre otras, la distinción de Mejor Deportista Extremeño del año 95 o el nombramiento de Hijo Predilecto de la Ciudad de Cáceres. El pasado fin de semana se ha proclamado Campeón del Mundo de Triatlón Cross en el Mundial de Pontevedra.

Su presencia en esta localidad gallega le ha impedido asistir a la gala de entrega de los premios, pero, a través de un vídeo, ha agradecido este reconocimiento y ha destacado que este tipo de premios tienen un matiz especial, porque no solo se valoran las medallas o los premios, sino la faceta humana.

Por su parte, el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, ha resaltado la importancia del deporte como “instrumento fundamental para la sociedad por los valores que transmite y que son los valores que encarnan todos los premiados y la entidad”

El director General de Deportes, Manuel José Hernández ha felicitado a todos los premiados y a Caja Rural de Extremadura por ese “impulso” a la actividad física y el deporte. Estos premios, ha afirmado, lo que hacen es dar visibilidad al deporte y su valor en la sociedad. La práctica de la actividad física es un valor para hacernos mejores como personas, ha indicado.

Premios Espiga

El Premio Espiga a la Actividad Física y el Deporte cuenta con el apoyo de la Consejería de Cultura e Igualdad de la Junta de Extremadura, a través de la Dirección General de Deportes, así como de las federaciones deportivas de Extremadura. En esta edición se han presentado un total de 40 candidaturas. Este reconocimiento se suma a los distintos premios Espiga, instaurados por Caja Rural de Extremadura, para reconocer el mejor jamón, cava, vinos, quesos DOP, cocina y mundo rural como forma de apoyo al trabajo realizado por los profesionales de la región.