La fontanesa Amparo Santiago colaboró como cooperante en Marruecos con la asociación África Zina

En imagen, Amparo Santiago (primera por la derecha) en el desierto de Merzouga

La fontanesa Amparo Santiago participó del 14 al 21 de abril en un campamento de voluntariado en Errachidia, Marruecos, a través de la asociación 'África Zina'. Ubicada en dicho país, su principal objetivo es mejorar la calidad de vida de los niños de la citada población, especialmente en el ámbito educativo.

“Siempre he querido vivir una experiencia así”, relata en Radio La Fuente. “Allí intercambias idiomas con los niños, se hacen actividades lúdicas con ellos, les ayudas a rehabilitar su escuela y te pasas el día cantando y bailando con ellos.  Allí se levantan y se acuestan con una guitarra. Y son muy felices con muy poco, me quedo con eso”. Además, ha podido disfrutar de una experiencia turística, incluyendo un recorrido en camello por el desierto de Merzouga.

Esta joven inquieta es ingeniera de diseño industrial y, actualmente ejerce como docente de esta disciplina en colegios en institutos de la región. Un trabajo que le apasiona, y que realiza a través de la asociación sin ánimo de lucro 'Xtrene'. “La anécdota es que me llevé un tapete de robótica educativa a una escuela básica, que no tenía ni ordenador ni conexión alguna a las nuevas tecnologías. Tampoco hizo falta”.

Y termina la entrevista confesando que está deseando volver.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.