ODP critica la reducción “considerable” de las comunicaciones de autobuses que unen Villafranca con Mérida y Badajoz

La Junta de Extremadura adjudicó a la empresa ALSA SA el contrato de transporte de viajeros por carretera entre diferentes localidades en la provincia de Badajoz, en sustitución de LEDA. Este cambio empresarial afecta a bastantes localidades de la provincia de Badajoz con un amplio recorte en los servicios.

En el caso de Villafranca de los Barros se han reducido en un número considerable las comunicaciones de autobuses hacia Mérida y Badajoz “lo que ocasiona un perjuicio importante a quienes utilizan el transporte por carretera para la realización de trámites administrativos, educativos, sanitarios o de otra índole cualquiera”.

“Este hecho pone de manifiesto que desde las administraciones públicas no existe el más mínimo interés en potenciar el mundo rural. Una cosa son las palabras de nuestros dirigentes institucionales que manifiestan una y otra vez que hay combatir la pérdida de población y abandono de los pueblos, y otra cosa bien distinta son los hechos, las prácticas políticas que actúan en sentido totalmente contrario al mantenimiento y potenciación de los mismos”, señalan.

Desde la ODP consideramos que “en el caso de transporte terrestre, al igual que en otros sectores de servicios públicos, es necesario la constitución de una empresa pública dependiente de la Junta de Extremadura, adaptada a las circunstancias actuales, que permita una comunicación fluida entre las diferentes localidades de la provincia de Badajoz”.

“En todo caso, inicialmente, queremos llevar a cabo una recogida de firmas que trasladaremos a la Junta de Extremadura, manifestando la necesidad de que se recuperen las salidas y entradas a la localidad, y por tanto se amplíen considerablemente el número de comunicaciones con otras localidades de la provincia de Badajoz", expresan.