Las principales asociaciones ecologistas exigen el cumplimiento de la legalidad en Valdecañas

Exigen a las administraciones responsables de este “despropósito” que “asuman sus responsabilidades y se coloquen en el lado correcto, el del cumplimiento de la ley”

Las principales organizaciones de defensa de la naturaleza españolas y extremeñas han realizado una rueda de prensa en Mérida para denunciar la “intolerable ilegalidad” del complejo Marina Isla de Valdecañas.
 

Exigen a las administraciones responsables de este “despropósito que asuman sus responsabilidades y se coloquen en el lado correcto, el del cumplimiento de la ley”.
 
“Pocas veces hay una secuencia de sentencias e informes científicos tan contundente, por lo que la ejecución de la sentencia por parte del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura no debería generar dudas”, señalan.
 
Para apoyar la legalidad urbanística, la normativa que protege nuestros espacios naturales y el trabajo realizado por Adenex y Ecologistas en Acción de Extremadura en relación a la urbanización Marina Isla de Valdecañas, los directores y las directoras de las principales organizaciones ecologistas españolas (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF) han dado una rueda de prensa en Mérida.
 
Durante la misma han destacado la importancia de la normativa ambiental para proteger nuestro entorno y los espacios protegidos. Hay que recordar que los espacios naturales protegidos, como la Red Natura 2000, son una estrategia europea para garantizar la biodiversidad y los servicios ambientales necesarios para una adecuada calidad de vida.
 
En relación a la urbanización Marina Isla de Valdecañas, “pocas veces se encuentra un caso tan claro de vulneración grosera de la legislación ambiental y urbanística, con una más que contundente serie de sentencias e informes científicos en contra”.
 
Entre las más importantes:
 
• Marzo de 2009: el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) anula el decreto de ciudades mixtas.
 
• Marzo de 2011: el TSJEx anula el Decreto que permitía el PIR de Marina Isla de Valdecañas, destacando “la más absoluta falta de motivación de la justificación del interés regional, de la utilidad pública y, lo que es más decisivo a los efectos de la naturaleza del Proyecto aprobado”, por lo que la isla no era urbanizable. Sin embargo, a causa de la desproporcionada fianza de 41 millones de euros, las organizaciones denunciantes no pudieron paralizar cautelarmente los trabajos.
 
• Enero de 2014: el Tribunal Supremo confirma la sentencia del TSJEx.
 
• Enero de 2019: el rotundo informe de la Estación Biológica de Doñana determina que la mejor opción ambiental es el desmantelamiento de lo construido, y destacan la ínfima calidad de la evaluación ambiental realizada.
 
• Noviembre de 2019: el Tribunal Constitucional declara inconstitucional el cambio de la Ley de Suelo extremeña, que intentaba legalizar la urbanización a posteriori. La Red Natura 2000 no es urbanizable.  
 
Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF quieren destacar que este proyecto era el primero de una serie de actuaciones similares, que intentaban reproducir el desarrollismo de nuestro litoral mediterráneo en espacios protegidos del interior de Extremadura.
 
Además, “a los incumplimientos legales ya demostrados se deben sumar una gran cantidad de promesas que se han demostrado falsas: que el proyecto iba a ser un centro terapéutico, que generaría una gran cantidad de empleo y riqueza en la zona, que supondría la mejora de la biodiversidad y el estado de conservación de la isla, etc. Sin embargo, y tal y como concluyen las propias sentencias, en realidad solo se ha trabajado para proteger los intereses de la promotora urbanística frente a los intereses generales. Por ello, el fiasco que supone Marina Isla de Valdecañas debería provocar dimisiones y la petición de disculpas de los responsables políticos a toda la sociedad extremeña”, expresan.
 
Asimismo, las principales organizaciones ambientales españolas ponen el énfasis “en lo injusto que ha sido el asedio mediático y político al que se ha sometido a Adenex y Ecologistas en Acción de Extremadura. Estas organizaciones solo han defendido la legalidad y el medio ambiente extremeño, ante la vergonzosa acción en sentido contrario de los diferentes administradores y responsables políticos, que parece como si no tuvieran responsabilidad en este fiasco. Además, si se hubiera atendido a las peticiones de las organizaciones ambientales extremeñas desde el primer momento, nos habríamos ahorrado una gran cantidad de problemas y fondos públicos”.
 
También concluyen que es “absolutamente irresponsable diseminar el mensaje falaz de que el medio ambiente es un freno a nuestro desarrollo, cuando en realidad un desarrollo sostenible y justo solo puede partir de un medio ambiente sano y biodiverso”.
 
“Pero a estas alturas del proceso judicial ya no hay ningún pretexto ni posible dilación para cumplir la ley y las sentencias. Tampoco para que se asuman las responsabilidades políticas que de ellas se derivan”, finalizan.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.