Piedad Rodríguez felicita a los agentes de la Policía Local de Ribera del Fresno por la exitosa persecución del pasado miércoles

                                                                                           

Relato de la persecución policial desde Ribera del Fresno

El pasado miércoles 4 de marzo se producía una espectacular persecución policial que finalizó en la carretera de circunvalación de Villafranca de los Barros. Un incidente que se saldó con la detención del causante de la persecución y dos heridos de carácter leve, gracias a la actuación policial de patrullas de Villafranca de los Barros, Ribera del Fresno, Policía Nacional y Guardia Civil.

Pero todo comenzó a las 13:29 horas del mismo miércoles, cuando la Policía Local recibió una llamada telefónica de un vecino del municipio manifestando que acababan de robarle su vehículo, marca Renault, modelo Megane de color Corinto, y que se dirigía hacia la pista del Pozo de San Juan Macías por la calle Prados de San Antonio. Momento en el cual los agentes emprenden la búsqueda e intercepción del mismo, activando para ello las señales acústicas y ópticas de prioridad, a la altura de la calle Sevilla, cruce con la calle Fandango de la citada Ribera, “cruzándonos con el vehículo denunciado anteriormente, teniendo que realizar una maniobra evasiva para repeler la colisión frontal con el mismo, ya que no respeta la señal de stop y la señal de parada o ‘alto’ de los agentes”, apuntan estos. Emprendida de nuevo la persecución a alta velocidad por las calles Fontana, Extramuros, avenida de Extremadura, hasta volver a acceder a la Ex342 a la altura del km 8,5 (avenida de Extremadura), el Renault Megane, obliga, debido a la conducción temeraria del mismo, a frenar bruscamente a los demás vehículos que circulaban por la vía.
                                                                                     
Y es aquí cuando el vehículo se dirige dirección Villafranca de los Barros (EX 342), haciendo nuevamente caso omiso a los requerimientos de los agentes de la Policía Local que por megafonía del vehículo policial ordenaban su detención. Este continúa su huida poniendo nuevamente en peligro a los vehículos que circulaban por la travesía (limitada a 30), realizando adelantamientos en línea continua y paso de peatones.

Abandonada la localidad y circulando por vía interurbana (EX-342), el vehículo huido vuelve a adelantar en línea continua y cambios de rasantes sin visibilidad, obligando al resto de conductores a realizar maniobras evasivas, todo ello a gran velocidad, observando los agentes en todo momento la temeridad manifiesta y el peligro hacia la vida e integridad de los conductores del resto de vehículos en ese momento.

A la altura del kilómetro 1 de la Ex342, gira bruscamente hacia la derecha por un camino de tierra, ya que en la rotonda de entrada a Villafranca de los Barros se observa un gran dispositivo policial. Tras varios minutos de persecución entre viñedos y olivar, realizando el autor de los hechos graves destrozos de los mismos, consigue acceder a la pista de tierra Villafranca de los Barros-Ribera del Fresno, dirigiéndose este hacia BA-002. Debido a la orografía de la zona se pierde de vista durante varios segundos, observando el vehículo sustraído parado a la altura del km 17,5 de la BA-002, tras colisionar con varios vehículos, Peugeot 205, un Renault Megane y al supuesto autor de los hechos emprender la huida a pie por la calle Camino Pozo de Reloj.

Seguidamente el oficial de la Policía de Ribera del Fresno abandona el vehículo policial para interceptar al presunto autor, quedándose su compañero en las inmediaciones de la zona del accidente para atender a las posibles víctimas, junto a otros agentes de la autoridad, siendo este interceptado y detenido en un viñedo a pocos metros de la calle Camino del Pozo de Reloj por dos agentes de la Policía Nacional, junto con dos policías locales de Villafranca de los Barros, siendo el siguiente en llegar el oficial de la Policía Local de Ribera del Fresno. Guardia Civil, también de Ribera, formada por sargento y cabo, fue clave para interceptarlo, dado que en todo momento estuvieron conectados por vía telefónica.

Por su parte, momentos más tarde, Piedad Rodríguez, alcaldesa del municipio, felicitaba así a los agentes: "Enhorabuena a todos los cuerpos de seguridad que han intervenido en la detención y, especialmente, a Juan Manuel León y Miguel Ángel Araya, por su eficiente y valiente actuación en el operativo".

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.