El Oviedo hunde a un Extremadura pobre y sin ideas

EXTREMADURA UD – REAL OVIEDO 1-2

Los azulgranas completaron un mal partido y estuvieron a merced de un Oviedo que lideró Sangalli

Derrota muy dolorosa del Extremadura en el Francisco de la Hera, un traspiés que le deja muy tocado en la clasificación, ya no solo por caer ante un rival directo, sino por las sensaciones que ha dejado el conjunto de Almendralejo. El Oviedo fue muy superior al equipo de Manuel táctica y técnicamente, sobre todo porque los azulgranas no fueron fieles a su estilo, no ganaron ningún balón dividido y renunciaron al juego abusando constantemente de balones largos.

El partido comenzó con mucha intensidad, aunque era el Oviedo quien mostraba mejor sus cartas. Aún así, fue Alex Alegría en el minuto nueve con un disparo fuerte dentro del área quien creó la primera opción de peligro. Estuvo correcto Lunin, como en todo el partido.

La llegada de Ziganda le ha dado otra cara al Oviedo. Se venía notando en las últimas victorias, pero en el municipal de Almendralejo lo ha refrendado porque el técnico le ha dado un baño táctico al míster local. Justo al cuarto de hora, sacó la pizarra en un córner que acabó con un disparo fuerte desde lejos de Sangalli -con muy buenas intenciones- que acabó despejando Olabe.

El juego del Oviedo era más claro y conciso, por eso cada vez que llegaba cerca del área de Casto, el peligro se palpaba en el ambiente. Así, Sangalli -el mejor del partido- entró en el área con el balón y la puso atrás, donde Luismi, libre de marca, se disponía a disparar a portería. Su remate se fue desviado al segundo palo, pero allí estaba Rodrigo para empujarla y poner el cero a uno en el marcador. López Toca lo anuló a instancias de su auxiliar, pero fue Iglesias Villanueva -el árbitro VAR- quien intervino para decir que la posición del delantero ovetense estaba habilitada por el pie de Alex Díez, quien no estuvo fino en labores defensivas. Mazazo para la parroquia local.

Los locales respondieron inmediatamente con un testarazo de Alex Alegría a la salida de un córner que pudo colarse entre los tres palos. Los de Manuel abusaban de balones largos al delantero extremeño que, aunque toco lo tocaba, no encontraba aliados. El Extremadura se encomendó a Olabe para construir su juego, pero el Oviedo esperaba y, bien plantado atrás, ahogaba mucho la salida de balón de un equipo carente de ideas sin espacios por delante.

El conjunto de Ziganda tenía ganado el centro del campo y eso se notaba a la hora de construir el juego. Bárcenas finalizó una buena transición en ataque de su equipo, pero su disparo lo atrapó Casto sin problemas, quien poco después le volvió a ganar el duelo al futbolista panameño. Fue un el 43, cuando otra genialidad de Sangalli habilitó el mano a mano entre ambos y aunque Bárcenas no disparó mal, la pierna derecha de Casto evitó que el segundo gol subiera al marcador en una gran intervención.

El Extremadura le imprimió una marcha más al partido tras la salida de vestuarios en busca del empate y así hizo sufrir al Oviedo durante los primeros compases del segundo acto. Lomotey estuvo cerca de empatar al partido al rematar un córner apenas segundo después de la reanudación; y Alex Díez, de libre directo, obligó a emplearse a fondo a Lunin en un auténtico paradón que evitó el empate.

Pero el arreón de los azulgranas fue solo eso, un momento; porque cuando el equipo sufre, la picardía y los buenos jugadores son vitales para controlar el ritmo. La primera la dominó por completo el Oviedo, que además encontró en Sangalli su jugador franquicia. En el minuto 64 se anticipó a Nono en líneas de tres cuartos y, sin dejar caer el balón al raso, lo empalmó y lo puso en la escuadra de la portería de fondo sur. Imposible para Casto. El centrocampista desplegó sobre el verde del Franscico de la Hera la calidad que atesora, pero también se mantuvo espectacular en labores de contención, como todo su equipo.

Con el segundo gol ovetense el partido murió y la grada del Francisco de la Hera enmudeció. El Extremadura apenas hilvanaba jugadas largas y seguían abusando de balones largos buscando a Alex Alegría. El centro del campo apenas existió y la distancia con el ataque impedía transiciones efectivas. Lo intentó también a balón parado con continuos córners que dispuso, pero Lunin estuvo muy correcto a la hora de despejar todo lo que volaba por su área pequeña.  

No estaba esta vez fino en ataque el equipo porque le costaba horrores conectar con la zona de creación. De la defensa, ni hablamos: diez goles encajados en los últimos cinco partidos es un dato devastador. En los últimos minutos, los locales tuvieron su arreón final que se quedó a medias: primero Sergio Gil peinó un balón colgado por Nono que Lunin, bien colocado, atrapó. Después fue Pastrana quien se topó con la madera y ni Sergio Gil ni Pinchi pudieron aprovechar el rechace. Sí hizo gol en el descuento Lomotey al rematar casi de voleo un balón que colgó Casto y tocó Alegría. Un buen gol que se quedó en eso, porque de nada sirvió para cambiar las cosas.

El Extremadura se hunde un poco más. Además de perder ante un rival directo, el Racing de Santander ha ganado y Albacete y Lugo han puntuado frente a Girona y Cádiz, respectivamente. “No es el momento más crítico desde que estamos aquí”, decía Manuel en rueda de prensa, donde fue muy tajante. “Aquí nadie se rinde”. La próxima semana, el Extremadura jugará ante el Elche en tierras alicantinas. 

Extremadura UD: Casto; Alex Díez©, Pardo, Borja Granero, Bastos, Olabe (Sergio Gil, 62’), Cristian (Pastrana, 56’), Lomotey, Nono; Óscar Pinchi y Alex Alegría.
Real Oviedo: Lunin; Juanjo Nieto, Carlos Hernández, Arribas, Bolaño; Sangalli (Saúl Berjón, 89’), Tejera ©, Luismi, Bárcenas; Ortuño (Ibra, 60´) y Rodrigo (Lolo González, 82’).
Goles: 0-1, min 18: Rodrigo. 0-2, min 64, Sangalli. 1-2. Min 90+2, Lomotey.
Árbitro: López Toca, del comité cántabro. Asistido en bandas por Pérez Dapía y Landrove Lago, ambos del comité gallego. Amonestó por los locales a Lomotey (36’) y Olabe (58`). Por los visitantes a Ortuño (20’), Rodrigo (43’) Carlos Hernández (51’) y Juanjo Nieto (88’).
VAR: Iglesias Villanueva, del comité gallego.
Incidencias: Estadio Francisco de la Hera. 8.523 espectadores. 31ª jornada de la Liga SmartBank. Antes del inicio se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de dos exfutbolistas del CF Extremadura, Manuel Regatero Simón y Luis Moreira Murandas.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.