La Azolla desaparece de Monfragüe y de los tramos del río Tajo que se vieron afectados por la proliferación de la planta invasora

Curva del Tiétar antes de su desembocadura

Las masas de agua del río Tajo a su paso por el Parque Nacional de Monfragüe aparecieron ayer completamente limpias, sin apenas rastro de la presencia de Azolla, la planta invasora que ha proliferado en los últimos días, cubriendo casi toda la superficie de los embalses.

La imagen, que fueron tomadas ayer sábado, 16 de mayo, por los agentes de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad confirman la desaparición de la planta en las inmediaciones de Monfragüe, ofreciendo un aspecto completamente distinto al color rojizo de días pasados.

Tal y como hacían prever los expertos, este helecho diminuto que apenas mide un centímetro y medio, una vez cumplido su ciclo, muere y desaparece. No obstante, la Consejería mantendrá las medidas de vigilancia y control para hacer un seguimiento de la misma.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.