Quince buitres negros partirán mañana desde AMUS con Bulgaria como destino

Buitres negros en muladar // Sebastián Molano

Hoy estamos un paso más cerca de consolidar una población viable de buitres negros en los Balcanes. La Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura, VCF (Vulture Conservation Foundation) y AMUS lo tienen todo preparado para que 15 ejemplares de esta especie viajen rumbo a un proyecto de conservación europeo cargado de solidaridad entre países e instituciones dispares.

El transporte

Este año, un grupo de 15 aves esperan su incorporación a este proyecto de recuperación de una especie basado en la reintroducción. Previamente a su traslado, todas las aves fueron sometidas a pruebas de metales pesados (Pb & Cd), antibióticos, medicamentos antiinflamatorios, gripe aviar, newcastle y determinación del sexo. También han pasado un período de cuarentena oficial en AMUS para obtener TRACES, la herramienta de certificación veterinaria digital.

Los buitres partirán de AMUS para comenzar su viaje a Bulgaria desde España mañana miércoles día 24 de junio. Las aves recorrerán unos 4000km en los próximos días por tierra, pasando por Francia, Italia, Eslovenia, Hungría y Rumanía, antes de llegar a Bulgaria.

Una empresa especializada llevará a cabo el transporte con un vehículo equipado y adaptado para el transporte de animales. Una vez que los buitres lleguen, el equipo veterinario de los Balcanes Verdes los examinará y posteriormente los distribuirá entre los aviarios de liberación. Allí, pasarán un período de adaptación para ayudarles a aclimatarse y a acostumbrarse a las condiciones de las montañas balcánicas.

Los ejemplares

Los buitres han nacido en estado salvaje en Extremadura (España) y han ingresado en los centros de recuperación con cuadros de debilidad, desnutrición... La Junta de Extremadura ha donado las aves, como socia de este proyecto y como responsable del seguimiento detallado de los buitres en Extremadura. Esta es la región española más importante para la especie, con más de 900 parejas reproductoras, y por lo tanto la población donante ideal para proyectos de reintroducción.

Los transportes de estos buitres a Bulgaria marcan un momento histórico para toda la región balcánica, donde esta especie se extinguió, excepto por una pequeña población aislada que aún sobrevive en la Grecia continental (en el NP de Dadia), contando entre 25 y 30 parejas.

Conservación del buitre en Bulgaria

En los últimos 15 años, varias ONG de la naturaleza han invertido mucho esfuerzo en la conservación del buitre en Bulgaria. Entre ellos se incluyen los Balcanes Verdes, el Fondo para la Fauna y la Flora Silvestres (FWFF-Bulgaria), la Sociedad Búlgara para la Protección de las Aves Rapaces (BPPS), la Sociedad Búlgara para la Protección de las Aves (BSPB) y el VCF. El primer proyecto de reintroducción del buitre leonado comenzó en 2009 en las montañas balcánicas de Bulgaria, donde la especie se extinguió hace unos 100 años.

Hasta ahora se han liberado más de 250 aves, la mayoría de ellas procedentes de España, pero también de Francia y de varios zoológicos europeos (nacidos en cautividad). El primer intento de cría se registró sólo cuatro años después de los primeros lanzamientos, y ahora hay alrededor de 15 parejas reproductoras. El proyecto de reintroducción del buitre leonado en Bulgaria se ejecutó principalmente en el marco del Proyecto Life: "Vultures Return in Bulgaria" LIFE08 NAT/BG/278, dirigido por Green Balcanes, que finalizó en 2016.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.