El Ayuntamiento de Villafranca analiza las aguas residuales para la detección precoz de posibles brotes de la COVID-19

Los análisis consisten en detectar la presencia del genoma del virus SARS-COV-2 en las aguas residuales

El Ayuntamiento de Villafranca de los Barros ha encargado a la empresa Acciona la elaboración de análisis de las aguas residuales de la localidad con el objeto de detectar la presencia del genoma del coronavirus (SARS-COV-2) que provoca la enfermedad COVID-19, según informan en nota de prensa.

Según los estudios realizados, el coronavirus deja un rastro genético en las personas infectadas y que, transcurridos unos días expulsan a la red de aguas residuales, lo cual permite detectarlo y cuantificarlo mediante su análisis. Conviene aclarar que lo que está presente en esas aguas residuales son restos genéticos y no el virus activo, afirman desde el consistorio.

Estos análisis, que se realizarán periódicamente cada 15 días, permitirán detectar de manera anticipada la existencia de un posible brote de la COVID-19, incluso la existencia de casos asintomáticos.

Las muestras de las aguas a analizar se tomarán a la entrada de de la estación depuradora de aguas residuales de la localidad.

Con esta medida, la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Villafranca quiere aportar mayor seguridad y control del virus, especialmente en la época estival cuando la movilidad de las persona se incrementa considerablemente.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.