La Ruta del Vino Ribera del Guadiana hizo escala en la localidad de Ribera del Fresno con el evento Vinopasión

En la tarde-noche de ayer se desarrolló en el patio de la Casa de la Cultura ‘José María Vargas-Zúñiga’ de Ribera del Fresno,  el evento 'Vinopasión', de apoyo a la Ruta del Vino Ribera del Guadiana.  Música entre vinos que de la mano de Fedesiba, apoyo y promoción de la Ruta del Vino Ribera del Guadiana y en colaboración con el Ayuntamiento se llevaría a cabo la actividad por la sumiller Cati Bustillo, de Cata con Cati.

Una velada que abriría la alcaldesa del municipio, Piedad Rodríguez Castrejón, quien daba la bienvenida a todos los presentes, 60 personas que no quisieron perderse esta oportunidad, “a esta actividad que se ha programado desde Fedesiba -con la que se pretende dar apoyo a la Ruta Ribera del Guadiana-, a través de fondos europeos, desde la Federación de Desarrollo Sierra Grande Tierra de Barros se ha pensado que no había mejor manera de promocionar nuestro producto estrella que es el vino, en cada uno de los pueblos que conformamos FEDESIBA, ligando así el producto estrella de nuestra comarca, deseando disfrutéis de esta actividad igual que nosotros la hemos disfrutado organizándola” cerraba la también presidenta de FEDESIBA .
 
Le seguiría Bustillos, quien concretó los 19 pueblos de esta promoción y en qué consistía la actividad en música y vino. “Para ser más dinámico la cata del primer vino, Blanco Pardina, abrirá la noche y tras el cantautor Cecilio Clemente, vendrá la cata de los dos vinos, donde se hará una comparativa con un tinto tempranilllo y un Tinto Cabernet Sauvignon, vinos de la Cooperativa de Olivareros y Viticultores de Ribera. Todos con Denominación de origen Ribera del Guadiana. Maridados con queso Buenavista unos de cabra y otro cabra y oveja ambos semicurados, además de salchichón y chorizo Gulae ‘El Águila”.
 
En un enclave histórico, como es el patio de nuestra Casa de la Cultura, se pudo disfrutar de una cata de vinos realizada por Catalina Bustillo (Cata con Cati) acompañado de un magnífico atardecer y la música de Cecilio Clemente.  A pesar de contar con un aforo reducido debido a la limitaciones que marca la COVID-19, se disfrutó de una velada magnífica de más de tres horas.
La visita guiada opcional a la Casa Museo de Juan Meléndez Valdés y Centro de interpretación de Hornachuelos han quedado pospuestos para más adelante.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.