Refinería Balboa asegura haber entregado la documentación requerida por el MARM sobre la refinería

"En tres meses esperamos la resolución de la Declaración de Impacto Ambiental aunque no descartamos nuevos retrasos si el MARM sigue pidiendo información adicional", manifiesta la empresa.

Refinería Balboa entregó el 31 de diciembre del 2010 en el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, MARM, toda la documentación requerida para la Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto y estaba a la espera de la resolución (tres meses según la ley), cuando el pasado 3 de enero recibió un nuevo requerimiento que, no obstante, ya ha respondido, por lo que espera una resolución por parte del Ministerio en tres meses, explican desde la empresa en una nota de prensa que les facilitamos para que la lean textualmente.


A finales de septiembre del pasado año, tras la inauguración de la Feria Internacional Ganadera de Zafra, la anterior titular del Ministerio de Medio Ambiente aseguró que “no se está poniendo ninguna traba al proyecto” y se comprometió a que “en un plazo máximo de tres meses, tan pronto se presente toda la documentación solicitada, resolvería”.

Refinería Balboa entendió con estas declaraciones que, una vez entregados los dos últimos estudios solicitados en agosto por los técnicos del Ministerio, comenzaría la cuenta atrás para la resolución de la DIA. Unos estudios de tal envergadura que llevó al promotor a solicitar una prórroga para disponer de tiempo suficiente para responder.

Se trataba de un estudio sobre la evolución de la trayectoria de un vertido accidental en las instalaciones del puerto de Huelva y su afección a las costas y un estudio sobre la posibilidad de accidentes por el aumento del tráfico marítimo.

Sorprendentemente el Ministerio no ha requerido estos estudios a Cepsa para concederles la DIA a su proyecto de ampliación de la refinería de Huelva, teniendo el mismo área de influencia en el puerto onubense que Refinería Balboa.

Con gran esfuerzo económico y humano por parte del promotor y de todo su equipo de trabajo se lograron completar los dos estudios el 31 de diciembre, sin agotar el periodo de prórroga e incluso contestando a una petición de información adicional que los técnicos del MARM enviaron el 24 de noviembre.

A finales del 2010 y tal como se había comprometido RB estaba entregada toda la documentación y en tres meses el Ministerio resolvería. Sin embargo, el pasado 3 de enero los técnicos sorprendieron con un nuevo requerimiento, esta vez, referente a una modificación de una simulación dentro de un estudio sobre la vulnerabilidad de los acuíferos que RB ya había entregado en el Ministerio en agosto del 2010.

Refinería Balboa cree que este proyecto no tiene fin, “no descartamos que nos soliciten más información”, es la forma que tiene el Ministerio de justificar su retraso y su falta de resolución.

HISTORIA DE UN PROYECTO
La tramitación administrativa de este proyecto se inició en el 2005 con la entrega de una Memoria Resumen, trabajando los dos años siguientes en responder a las consultas y alegaciones que se presentaron.

Finalmente, en enero del 2008, Refinería Balboa entregó el Estudio de Impacto Ambiental en el Ministerio de Medio Ambiente. Un estudio de más de 5.000 folios en el que se han tenido en cuenta todas las consultas que realizaron las administraciones, organismos y ayuntamientos consultados por el Ministerio y en el que han trabajado 161 ingenieros y profesionales de la propia plantilla de Refinería Balboa, del personal de la prestigiosa y consolidada ingeniería norteamericana UOP, de la ingeniería internacional Shell (socio tecnológico de RB) y de la española IDOM, además de un importante número de técnicos de otros organismos e instituciones.

El procedimiento utilizado por el MARM, de revisión por partes y de solicitud secuencial de la información, ha ocasionado retrasos significativos, así como la solicitud de estudios de una envergadura tal, que requerían de meses para su elaboración. Unos estudios que no han sido solicitados a proyectos de similares características (Cepsa en Huelva y Repsol en Cartagena) que iniciaron su tramitación ambiental con posterioridad a Refinería Balboa y que ya cuenta con las autorizaciones, aclaran desde la empresa.

"Refinería Balboa ha respetado en todo momento las opiniones de los técnicos del Ministerio, sus comentarios, sus peticiones adicionales de información, de estudios a realizar…, a pesar de entender, en la mayoría de los casos, que estos requerimientos eran “innecesarios para determinar la viabilidad de la planta” y percibiendo un trato desigual en relación al trato recibido por los promotores de otros proyectos de similares características".

Este proyecto ha pasado por varios cambios de titular en el Ministerio de Medio Ambiente (Cristina Narbona, Elena Espinosa y ahora Rosa Aguilar) sin que se haya visto un interés por agilizar su tramitación y resolver, bien de forma favorable o bien de forma negativa. “Se sigue retardando la decisión final pidiendo informaciones y estudios sin sentido que ya han supuesto un desembolso millonario para el promotor”, manifiestan desde la empresa.
DATOS REFINERÍA BALBOA
Accionistas: BBVA; Caja Madrid; Caja Extremadura; la Sociedad de Fomento Industrial de Extremadura, SOFIEX, y el Grupo Alfonso Gallardo que vieron y siguen viendo en este proyecto una gran oportunidad de negocio ya que RB está orientada a maximizar la producción de destilados medios (gasóleo y queroseno) deficitarios en el mercado nacional. Inversión: En torno a 2.500 millones de euros, según la información de la empresa.

Eficiencia energética: Ha sido diseñada atendiendo a criterios de eficiencia, calidad y respeto a las personas y al medio ambiente, aplicando las Mejores Técnicas Disponibles (MTD,s) que contribuyen a la sostenibilidad de los recursos existentes y a la  reducción del potencial contaminante. Quemará únicamente combustibles gaseosos y no generará producción de combustibles residuales, según explica la empresa en nota de prensa.

Y la empresa dice en la nota que ha sido diseñada para hacer un uso racional y óptimo de los recursos necesarios (agua, energía y suelo) y estará sometida a la última y más estricta legislación ambiental existente.

En cuanto al empleo, la empresa dice que creará en su fase de construcción un promedio de 3.500 empleos con fases punta de hasta 6.000 y, una vez esté operativa, 3.000 empleos de calidad directos e indirectos lo que permitirá dar un fuerte impulso al crecimiento económico, social y al desarrollo industrial de esta Región.
La creación de puestos de trabajo lleva consigo el desarrollo del sector servicios, de las infraestructuras, sector sanitario…,el desarrollo de un sólido tejido industrial, inexistente en la Región, que permitirá a Extremadura alcanzar niveles de desarrollo similares al resto de Comunidades españolas, según Refinería Balboa.

 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.