Actos vandálicos en la piscina municipal de Feria

La noche del martes, tras entrar en el recinto de la piscina, accediendo a la sala donde se colocan las máquinas y utensilios para el mantenimiento de la misma, han tirado el corta césped al agua, provocando el derrame de la gasolina y aceite de la máquina

Al conocerse el problema en el Ayuntamiento, llamaron a los empleados para anunciar que por motivos de seguridad, la piscina no se abriría ayer. Sin embargo, tras poder averiguar qué es lo que había sucedido, junto con los trabajadores de sanidad, que pudieron constatar que el agua estaba en buenas condiciones para el baño de los usuarios, se decidió abrir la piscina para el disfrute de los ciudadanos. Gracias a los servicios de limpieza del personal de mantenimiento y al servicio sanitario.

 

 

Ya es la segunda vez que ocurre en la presente temporada de baño. Hace apenas una semana, hubo otro acto de delincuencia en donde arrojaron a la piscina las pesadas piedras que sujetan las sombrillas y alguna que otra silla de plástico, pertenecientes al bar. Además de un robo en el establecimiento de la misma piscina un día antes a que ocurriera este hecho.
No contentos con  esto, la madrugada del sábado al domingo, también hubo destrozos en algunas de las jardineras colocadas en una de las calles del centro, la calle la Iglesia, en donde cogieron los maceteros para llevárselos a la plaza.

El problema de todo esto, o quizás la causa, sea la falta de ciudadanía o la escasez de conciencia de que todos estos servicios y utensilios se pagan gracias al esfuerzo de todos. ¿No sabemos que se pagan gracias a los impuestos?

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.