El senderista Carlos Soto, en su peregrinar a Guadalupe, atraviesa Ribera del Fresno

Desde que en en el año 2002 se diera inicio a la marcha a cargo de un grupo que encabeza Carlos Soto, portavoz de la Asociación Santa María de Guadalupe, ubicada en Zafra, ha sido un no parar, edición tras edición. Este año le acompaña Joaquín Guerrero, de Puebla de Sancho Pérez. A ellos se unirán otros peregrinos en la última etapa, para llegar todos juntos a Guadalupe.



Este camino a Guadalupe está cargado de contenido histórico y cultural, produciéndose el enlace entre 16 localidades por medio de caminos históricos y vías pecuarias, mediante un recorrido compuesto por ocho etapas. La primera es la de Zafra-Ribera del Fresno (Ruta Meléndez Valdés); la segunda, Ribera del Fresno-Puebla de la Reina (Ruta de la Reina); la tercera, Puebla de la Reina-Guareña (Ruta Luís Chamizo); la cuarta, Guareña-Medellín (Ruta Hernán Cortés); la quinta, Medellín-Valdivia (Ruta Pedro de Valdivia); la sexta etapa, Valdivia-Madrigalejo (Ruta Fernando V); la séptima, Madrigalejo-Logrosán (Ruta del Mago Rojo), y la octava etapa, Logrosán-Guadalupe (Ruta de Santa María).

Este camino tiene su inicio en Zafra. Como en años anteriores, este grupo segedano realiza la peregrinación por este camino hasta Guadalupe, a pie, tras la huella de extremeños ilustres. Hoy a las 12 horas llegaban a esta población ribereña, según comunicó el concejal de deportes, Sixto Pérez, "la primera parada la hacen en nuestra localidad pernoctando en el pabellón municipal, aunque hay que decir que el año pasado hubo mas participantes que éste."

Realizarán 200 kilómetros con un promedio diario de 25 kilómetros. Han recorrido ya la etapa: Zafra-Ribera del Fresno (Ruta Meléndez Valdés). Tras realizar cada etapa diaria por estos interesantes paisajes y pueblos extremeños, los peregrinos duermen en los pabellones polideportivos de las diferentes localidades por las que pasan, como así ha sido en Ribera del Fresno, pabellón deportivo municipal.

La peregrinación a Guadalupe es ya una tradición y una gran convivencia entre los participantes, que hacen este camino con motivo religioso, cultural y deportivo. Antes deben pasar por zonas de vegetación muy interesantes y caminos con mucha dificultad. La etapa más dura, con 33 kilómetros, es la que discurre entre Madrigalejo y Logrosán.

Cabe decir que el senderista Carlos Soto elaboró una guía en 2010 titulada 'Guadalupe, lugar de encuentro. Camino del Sur' poniendo así aún más en valor el que otros peregrinos puedan utilizar estas sendas históricas. Un itinerario que une las ciudades de Zafra y Guadalupe a través de un camino dividido en ocho etapas, cuyo principal objetivo es fomentar la peregrinación a Guadalupe entre la población extremeña del sur, donde existe una menor tradición peregrina, motivada por la lejanía y por la falta de iniciativas.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.