El Cristo de las Misericordias ya está en su camarín de la parroquia

Fue subido este domingo, durante el Canto de Acción de Gracias “Te Deum”, en una Misa concelebrada y presidida por el Vicario de Mérida – Tierra de Barros, D. Francisco Sayago. 

Tras permanecer 19 días junto al altar de la Parroquia de Nuestra Señora de La Candelaria, después de ser bajado el 4 de septiembre y procesionar el día 8 entre multitudes, el Cristo de las Misericordias fue subido a su camarín el pasado domingo. Un acto que tuvo lugar ante una parroquia llena, durante el Canto del “Te Deum” o Acción de Gracias, tras una solemne Misa concelebrada y presidida por el Vicario de Mérida – Tierra de Barros, D. Francisco Sayago.

Una Eucaristía que se abría con la interpretación del Himno compuesto por D. Cesáreo Bermudo y D. Jesús Lozano. Al final, y tras el agradecimiento público del párroco a todos los que han hecho de los actos citados un éxito, todos los asistentes gritaron el Viva al patrón del pueblo y todos, al unísono, cantaron con el Coro el Himno tradicional. Una letra que los fontaneses tienen bien interiorizada, que consideran como parte de sus raíces y que, incluso, llegó a ser plasmada en los faldones y adornos de muchos balcones el día de la procesión.   

En el Consejo Pastoral, como informa Aquilino Vicente,“ hay voces que piden que estos actos vuelvan a celebrarse cada vez que el día del Cristo, el 14 de septiembre , caiga en domingo”. Y es que ya se sabe que, aunque la rumorología popular afirme que se baja cada 20 años, lo cierto es que la cronología facilitada por el cronista de la villa, D. Teodoro López, contradice esta creencia. Puede comprobarse que el Cristo se ha bajado por motivos como hambre, sequías o misiones pastorales, y que no en todas las ocasiones se ha sacado en procesión. Aquilino V. sostiene: “No creo que el año que viene, que el 14 de septiembre es domingo, se haga. Pero quién sabe, cuándo puede ser el año que, por algún motivo, tengamos de nuevo al Cristo cerca de nosotros. Y yo, que estoy en el Consejo Pastoral, compruebo que a muchos jóvenes les encantaría ver esto otra vez, y que son ellos los que han insistido más. Aunque en este asunto es el párroco el que tienen la última palabra”. 

A nivel de devoción popular, la creencia es que “sea él, el Cristo de las Misericordias, quién decida cuando bajar y poder disfrutar de su presencia, de actos muy emotivos”. Tras la Misa de la Subida al camarín, muchos pedían “tener vida y salud para poder a vivir algo que no se puede explicar con palabras”. 

 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.