Las elevadas cifras conseguidas en la subasta de bovino de la FIG suponen un incremento del 80% con respecto a la edición anterior

Los números ofrecidos por la subasta de bovino que se celebró en la jornada de ayer no dejan lugar a dudas. La subasta consiguió un remate final de 165.970€, una cifra que supone un incremento de más del 80% con respecto a las cifras arrojadas en la edición anterior.

Los buenos resultados se desprenden también del importante porcentaje de adjudicación que se consiguió en la jornada de subastas. Frente al del año pasado, la jornada de subastas de bovino de esta Feria Internacional Ganadera y 560ª Tradicional de San Miguel alcanza las tres cuartas partes de adjudicación de los ejemplares subastados. Un 75% de adjudicación que se encuentra muy por encima de las tasas de adjudicación del ejercicio anterior.

Por razas, Charolesa y Limusina han sido las dos que han registrado unos remates más altos, con 50.490€ y 69.400€ respectivamente. La puja más alta de la jornada fue para un ejemplar de la raza Limusina, por un importe de 4.750€ a cargo de la Exp. Agr. Romero Haupold.

 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.