Arranca el dispositivo para prevenir robos durante la campaña olivarera en la región

La Guardia Civil vigilará el transporte y la compra–venta de aceitunas

Como cada año, y coincidiendo con la campaña de recogida de aceitunas, la Guardia Civil pone en marcha un dispositivo especial para prevenir el robo de este producto en la región. Para lograr la máxima eficacia el operativo contará con el apoyo del Cuerpo Nacional de Policía, en las zonas de su competencia, pero también requerirá de la colaboración de otras administraciones como ayuntamientos, Junta de Extremadura y sobre todo de las organizaciones agrarias, cooperativas y pequeños agricultores, según han informado desde la Delegación del Gobierno en Extremadura.
La Guardia Civil vigilará el transporte, la compra-venta y almacenamiento de aceitunas. El trabajo del operativo estará centrado, principalmente, en vigilar los caminos y carreteras de mayor tránsito de vehículos con aceitunas, poniendo atención a posibles comunicaciones con Portugal. También se intensificará la presencia de los agentes en las zonas olivareras, con mayores incidencias de robos, y  se establecerá contacto con propietarios de olivares, industrias de almacenamiento y transformación de aceituna. Durante los controles establecidos la Guardia Civil solicitarán un documento a los transportistas que acrediten los kilos y la procedencia de la mercancía y se vigilarán los puntos de venta tanto fijos como móviles.

El dispositivo acogerá también reuniones comarcales que los responsables de la Guardia Civil mantendrán con las organizaciones  agrarias y cooperativas de la zona.. De esta manera se pretende la reducción del número de delitos, tal y como ha venido produciéndose en los años anteriores. Gracias al operativo especial, en la campaña 2010/2011 se produjeron 78 delitos de robo de aceitunas, frente a los 144 de la campaña 2009/2010; del mismo modo se procedió a la detención de 93 personas y se evitaron varios robos “in fraganti” gracias a la presencia de la Guardia Civil en las zonas vigiladas. Durante la campaña se recuperaron más de 50.000 kilogramos de aceitunas robadas que fueron devueltas a sus legítimos propietarios.

La Delegación del Gobierno está convencida de que este dispositivo que se pone de nuevo en marcha tendrá un efecto positivo en las zonas aceituneras de la región ya que evitará la comisión de nuevos delitos y dará confianza a los agricultores de la zona.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.