La Junta de Extremadura propone “un horizonte ampliado de cuatro años para lograr el equilibrio presupuestario"

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales

La Junta de Extremadura propondrá al Ministerio de Hacienda “un horizonte ampliado de cuatro años para lograr el equilibrio presupuestario y compensar, de este modo, las desviaciones respecto a los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto que previsiblemente se van a producir en este ejercicio", afirman desde el Gobierno Regional. Así lo ha anunciado la consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, tras la reunión que han mantenido el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, José Luis Escrivá, a la que también ha asistido Blanco-Morales.



En esta reunión se pretendía, según ha explicado la consejera, proceder a un intercambio de opiniones y criterios, así como a fijar posiciones respecto a la situación financiera de Extremadura y del conjunto de España.

En este sentido, Blanco-Morales ha insistido en que la Junta de Extremadura se suma a la postura de la AIREF en la idea de abrir un horizonte “que vaya más allá del periodo 2015-16” para corregir los desequilibrios. Este horizonte llegaría hasta el ejercicio de 2018, es decir, coincidiría con el período completo de la legislatura y “estaría incardinado en la actualización del programa de estabilidad que el Reino de España ha presentado a Bruselas”, ha explicado.

Asimismo, la consejera ha manifestado que, al igual que la AIREF, la Junta de Extremadura solicitará al Ministerio de Hacienda y Administración Pública una mayor flexibilidad en el plazo de presentación del Plan de Ajuste y que se tenga en cuenta la situación de cada Comunidad Autónoma.

Concretamente, la consejera anunció que se solicitará que el Plan pueda ser presentado en el próximo mes de octubre, coincidiendo con el horizonte de elaboración de los presupuestos de la Comunidad Autónoma, en los que se establecerían las directrices de cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.

Por otra parte, la consejera destacó algunos aspectos del presupuesto de 2015 elaborado por el Gobierno de José Antonio Monago y “que tendremos que asumir”, dijo la consejera.

Así, dijo, se observa que "hay presupuestada una cantidad por el impuesto de Sucesiones sin tomar en consideración la reforma que tuvo lugar en febrero de 2015, de forma que el escenario de cierre presupuestario es de once millones menos de ingresos por esa partida".

Por otra parte, dijo, se contempla una operación de venta de activos inmobiliarios por importe de 90 millones de euros, con el resultado de “cero” al cierre del ejercicio. También señaló que "se presupuestan 84 millones de euros por la deuda histórica cuando en los presupuestos generales del Estado no figura ninguna cantidad para Extremadura por ese concepto".

Todo esto, señaló Blanco-Morales, "supone 185 millones de euros menos en tres partidas, por lo que, añadió tras poner estos ejemplos, si el presupuesto está así, la tarea es ardua como pueden comprender”.

La consejera señaló que estos datos son “irrefutables” y añadió que la Junta de Extremadura no quiere caer en el discurso del “y tú más”, por lo que, pese a todas las dificultades, “vamos a ser capaces de salir adelante”, concluyó. 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.