Opinión. 'Los silbidos y el gol de Piqué'


Quién podría dudar de que Piqué no hará lo posible por jugar bien y, si puede, marcar algún gol con la Selección Española de fútbol. Sería absurdo imaginar lo contrario porque no sería seleccionado ni siquiera por Del Bosque.
A Piqué le interesa la selección porque es un gran escaparate para su proyección personal y por la las pingües ganancias que le proporciona. Al menos mientras no exista la de la  República Catalana . Los aciertos en el selección le permiten su supervivencia y, de paso, el argumento de que la bondad del equipo español se debe a los integrantes catalanes (como ya ha declarado). Es, por tanto, inconcebible o simple estulticia, afirmar el españolismo de este jugador catalán porque marca un gol.

 

De todas formas, esos lúcidos periodistas que traen nuevamente a debate los pitos al himno nacional (justificados por el jugador catalán) y el gol marcado, lo que hacen es alimentar otra vez la bronca. Si no, al tanto: cuando Piqué tenga el menor fallo aparecerán otra vez los pitos... y, siguiendo esta línea argumental de los que hoy le acogen, diremos que el fallo se debe a su falta de españolidad.

En cualquier caso, yo soy de los creen que la pertenencia, como jugador o simple aficionado, a “nuestra” selección nacional es ante todo un sentimiento que Piqué indudablemente no comparte, aunque ahora utilice a su propio hijo disfrazándolo con la camiseta de la selección.
                    

Manuel Montanero Morán

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.