El Extremadura explica su postura en relación a las obras realizadas en el estadio la pasada temporada

Ante las circunstancias, rumores y comentarios en distintos espacios que en los últimos días se han producido en torno a la relación entre un empresario y la entidad, el Extremadura UD quiere manifestar lo siguiente.

1.- Los responsables del Extremadura UD no permitirán que ningún empresario, ni persona utilice el nombre del club con fines propios y dañen la imagen de una entidad cuyo mayor valor es su masa social, a la que defenderemos siempre, por encima de cualquier tipo de interés personal.

2.- El Extremadura UD informa de que la pasada temporada se realizaron obras en el estadio, pedidas por personal del club a un empresario local, sin que hubiese presupuesto firmado. Terminadas las mismas, la empresa facturó un importe de estas, por encima de lo razonable para el club; el total ascendía a 21.000 euros. Club y responsable de la empresa constructora acordaron sufragar esta cifra abonando 500 euros semanales, que finalmente se traducirían en 600 pagaderos en 19 partidos de fútbol. La cantidad restante se saldaría con la construcción de tres palcos en el estadio Francisco de la Hera, de los cuales la empresa con la que se mantenía la deuda podría hacer uso durante tres años. De esos tres palcos uno no se realiza por falta de espacio y otro es costeado por el presidente del Extremadura UD, Manuel Franganillo, quién gestionó el mismo durante la pasada temporada.

3.- En fechas recientes, el empresario constructor se persona en las oficinas de abonos del Extremadura UD reclamando el mismo número de abonos de los que disfrutó la pasada temporada y otros beneficios. Al comunicarle personal del club que no pueden ser satisfechas, el empresario expresa de malas formas y modales su descontento, llegando a mantener algún altercado con trabajadores de dicha oficina. Dado que la cesión de los palcos a dicha empresa fue pactada como medio de pago de una deuda dineraria contraída con ella, y estando este club en disposición de abonar la misma, en fechas recientes se le ha realizado el oportuno ofrecimiento de pago a la empresa en cuestión, y de esta forma dar por zanjada la relación contractual que nos unía.

4.- Desde el Extremadura UD no se va a permitir que se ultraje el nombre del club. Se da la curiosa circunstancia de que el empresario en cuestión fue acogido por el club para desempeñar obras de acción social con motivo de una sentencia judicial por diversos motivos delictivos. Es por ello por lo que duele aún más su respuesta, habida cuenta del trato que en esos momentos la entidad le dispensó, haciéndole incluso partícipe con posterioridad de la junta directiva.

5.- El Extremadura UD no descartará acudir a la justicia en caso de que sea necesario para defender los intereses deportivos, sociales y empresariales de la entidad en caso de que se dañe la imagen del club, que representa a miles de aficionados, y el buen nombre de la institución, que defiende valores como el esfuerzo, el trabajo y la humildad.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.