La Guardia Civil interviene en Calzadilla de los Barros más de 2.300 kilos de cable de cobre que acababan de sustraer en una fotovoltaica

Los autores se dieron a la fuga tras ser interceptados cuando transportaban el material sustraído en su vehículo

La Guardia Civil detuvo en el término municipal de Calzadilla de los Barros a un vecino de Sevilla como supuesto autor del robo de 2.340 kilos de cables de cobre de una planta fotovoltaica de Olivenza.

La mañana del pasado día 20 de septiembre, agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Zafra, dentro de los servicios establecidos de vigilancia y seguridad del tráfico en la carretera A-66, dentro del término municipal de Calzadilla de los Barros, observaron la circulación de un vehículo que transportaba exceso de carga con el consiguiente peligro para la seguridad vial.

Una vez se procedió a dar el alto a su conductor, éste hizo caso omiso a las señales de los agentes realizando maniobras bruscas, colisionando con la valla de seguridad de la vía. Tras apearse, el conductor y ocupante abandonaron el turismo dándose a la fuga a pie.   

Ante los citados hechos, diferentes patrullas de servicio de la Guardia Civil de Zafra establecieron dispositivos para su localización, interceptando a uno de ellos oculto tras unos matorrales.

Tras la identificación del mismo, un vecino de Sevilla con antecedentes y al que le constaba una orden de búsqueda y detención, se inspeccionó el turismo pudiendo comprobar cómo los asientos traseros se hallaban abatidos y cargaba un total de 2.340 kilos de cable de cobre de diferente grosor, así como herramientas y otros útiles para el corte. Material del que no pudo acreditar su legal procedencia.

Con las gestiones practicadass para tratar de averiguar el origen del cobre transportado, se pudo saber que éste había sido sustraído de una planta fotovoltaica del municipo pacense de Olivenza, a la que el sevillano y su acompañante habían accedido tras cortar la valla perimetral de la instalación y forzar las bandejas metálicas de acceso a los cables. El valor del cable se cuantifica en unos 23.000 euros, además de causar cuantiosos daños en la planta.

Con las pruebas incriminatorias, además de la requisitoria en vigor de la orden de detención, se les han instruido diligencias por un supuesto delito de robo. Éstas, junto al detenido, han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Zafra, quien decretó su libertad con cargos.

Ahora la Guardia Civil continúa con  las gestiones para tratar de localizar y detener al coautor de la acción delictiva.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.