Más de 1.700 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad velarán en Extremadura por el cumplimiento de las medidas sanitarias durante los días 31 y 1

La delegada del Gobierno ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad individual y  ha mostrado su preocupación por las fiestas en entornos privados

Un total de 1.742 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad velarán durante los días 31 y 1 en la región por el cumplimiento de las medidas contra el COVID-19 dictadas por las autoridades sanitarias.

Así lo expresó hoy la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, en vísperas del último día del año mostrando a la vez  su preocupación por las últimas cifras de contagios, algo que llevará a intensificar la actividad de todos los servidores públicos, dijo, aunque matizó que este esfuerzo debe ir acompañado de la responsabilidad individual de cada uno de los ciudadanos.

“Se han dado instrucciones concretas a Policía Nacional, Guardia Civil y Policías Locales para que su presencia sea permanente, efectiva y disuasoria de conductas que están provocando que aumenten los contagios de forma muy preocupante”, añadió al respecto.

García Seco manifestó asimismo  su preocupación por el incumplimiento de algunas medidas que tienen que ver en su mayoría con horarios, toque de queda, permanencia en la vía pública y sobre todo por las fiestas en entornos privados “en los que es muy difícil actuar”.

“Hago un llamamiento a la responsabilidad. Hemos de conseguir que estas celebraciones y fiestas, que han sido interrumpidas por la pandemia, puedan retomarse en un futuro sin que falte nadie, pues la fiesta de mañana puede provocar que alguno de nosotros no podamos celebrarla nunca más”.

Sobre las pasadas fiestas de Nochebuena y Navidad, declaró que de forma generalizada el comportamiento ciudadano ha sido “bueno” muy distinto a como se han celebrado otros años las navidades. “Los locales han sido ocupados de otra manera y muchas familias han renunciado a reuniones familiares grandes para evitar los contagios, no hay que ponerse siempre en el comportamiento negativo de los ciudadanos, pero no podemos bajar la guardia, debemos llegar al final de esta situación más unidos que nunca”. “Debemos ser responsables por nosotros mismos y por las personas que nos rodean”, añadió.

Sobre posibles fiestas que pudieran estar preparándose para celebrar el fin de año, García Seco explicó que los servicios de información de los cuerpos de policías “nos alertan sobre cualquier dato que puedan tener y que puedan suponer un peligro para la salud pública y en ese caso,  actuaremos de forma contundente, en contacto con la autoridad sanitaria”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.