APAG Extremadura Asaja exige a la ministra de Trabajo la paralización de su Plan de Choque en el empleo “por sus nefastas consecuencias para el campo”

Imagen de archivo

APAG Extremadura Asaja ha exigido a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, la paralización del Plan de Choque contra el empleo temporal que quiere llevar a cabo su ministerio “y que supondría un nuevo ataque al campo y un nuevo problema para el empleo”, señalan.
 

“En concreto, desde el mes de febrero están llegando cartas dirigidas a los empresarios del campo en las que se les insta a transformar sus contratos temporales en fijos en el plazo de un mes. En el caso de no hacerlo así, amenazan con sanciones y multas”, afirman.
 
Según el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, “llama la atención esta carta por el desconocimiento de la ministra y todo su equipo de la realidad agraria, puesto que ésta no es comparable con la de otros sectores. Las contrataciones están marcadas por la estacionalidad de las campañas, además, existe una importante presencia de trabajadores temporeros procedentes de otros países y, en muchas ocasiones, dificultades para cubrir las necesidades de mano de obra en las diferentes tareas agrícolas”.
 
Y añaden: “Esto supone que la gran mayoría de los contratos que se realizan en el campo son eventuales porque son contratos de campaña, que no llegan a convertirse en fijos-discontinuos, por lo que la medida es totalmente absurda para las labores del campo y lo que debería hacer la ministra de Trabajo es pisar más el terreno para que entienda como se contrata y como se trabaja en una jornada real y no virtual”.
 
“La única explicación a esta última ocurrencia”, ha señalado el presidente de APAG Extremadura Asaja, “es que ante las malas cifras de empleo registradas y ante el final de los ERTES, que dispararán más aún esos números, lo que pretende el Gobierno es maquillar las estadísticas a costa del campo pero sin evaluar que las consecuencias podrían ser devastadoras, como se ha demostrado que fue las distintas reformas del SMI aplicadas a las tareas agrarias”.
 
Según ha indicado Metidieri, “están llegando cartas a todo tipo de empresas agrarias: grandes, pequeñas y medianas, lo que está provocado una enorme preocupación y malestar a los empresarios del campo en Extremadura y un gran rechazo, que no solo afecta a los empleadores, sino también a los empleados”.
 
En este sentido, Metidieri ha recordado que “el subsidio agrario se creó como complemento de renta para los trabajadores eventuales, por lo que el traspaso a un contrato fijo supondría renunciar al subsidio agrario, algo que rechazan muchos de esos trabajadores, como están trasladando a APAG Extremadura Asaja”.
 
Desde APAG Extremadura Asaja se ha puesto el acento en que en “el campo no hay denuncias de empresas a trabajadores ni de trabajadores a empresas, sino que hay una situación de paz social, por lo que con medidas como la que está promoviendo el ministerio de Trabajo lo único que se conseguirá es fomentar la conflictividad laboral y un enfrentamiento entre las partes que ahora no existe”.
 
Por todo, desde APAG Extremadura Asaja se ha pedido a la ministra “que rectifique y suspenda todas las actuaciones que están llevando a cabo hasta que conozca la realidad del campo extremeño y de todo un sector que se ha demostrado vital durante la pandemia. No puede ser que se legisle sin tener en cuenta la estacionalidad del campo, su singularidad y las fórmulas de contratación de mano de obra en el campo. Donde no había un problema lo van a crear y generar una nueva situación de tensión, todo por desconocimiento”, ha concluido.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.