Ponen en marcha en Villafranca de los Barros un club de rugby

Ángel Alonso entrenando a varios niños

‘Los lobos’ es el nuevo equipo de rugby que se está creando actualmente en Villafranca de los Barros. Es un proyecto coordinado por Ángel Alonso Torres, que lo inició en el verano de 2020 de la mano de algunos jugadores de rugby de la localidad, con el fin de acercar este deporte a los niños de Villafranca a través de las actividades que hay organizadas por diferentes instituciones como el Ayuntamiento o Cruz Roja.  “A día de hoy muchos de esos niños siguen entrenando con nosotros”, afirma Ángel Álonso.

 

Por otra parte, sigue explicando nuestro protagonista, surge la oportunidad de dar una solución al equipo de rugby de Zafra, del cual forman parte algunos de estos jugadores, entrenando en Villafranca, ya que por motivos sanitarios en Zafra no consiguen el permiso. Por ello, muchos de los jugadores del club de rugby de Zafra se trasladan a Villafranca para entrenar, junto con los niños que empezaron en verano y otras personas que querían probar, lo que hace que el rugby cree un gran interés en la localidad.

Ángel Alonso afirma que “la idea de crear un club nuevo surge cuando se ve la implicación y compromiso que tiene la gente que llega nueva. Número que cada semana crece y crece. Empezamos a entrenar en enero con diez personas y en el último entrenamiento éramos treinta y nueve. Y no parece que se vaya a quedar ahí. Cada día llega gente nueva”, explica Ángel Alonso.

“Nuestro objetivo a corto plazo es que la gente se interese por el rugby, que sepa que este deporte ha llegado a Villafranca para quedarse. Por supuesto, nos planteamos llegar a competir en la liga extremeña, es un sueño al que aspiramos, pero vamos paso a paso. Primero hay que enseñar el compromiso con el rugby, con el equipo y, sobre todo, aprender sus valores, el rugby es mucho más que un simple deporte”, explica nuestro protagonista, que destaca como valores de este deporte el “respeto a los compañeros, a la figura del árbitro y a los rivales. Una persona sola te puede ganar un partido en otro deporte, pero en un partido de rugby solo triunfa el trabajo en equipo. Una vez que entiendan esto, el resto es entrenar y corregir errores”.

Esperan que para el próximo año, si la pandemia se lo permite, tener un buen grupo para poder competir. “A día de hoy entrenamos mínimo dos días a la semana, miércoles y viernes a las 20 horas. Nos adaptamos a los huecos libres que nos ofrecen, si nos mueven el horario, ya haremos algo para entrenar hasta poder usar al campo, si nos permiten entrenar un día más porque hay horas libre, las cogemos. Todo lo que nos den, lo vamos a aprovechar”, afirma con entusiasmo.

“Queremos crecer y aprender lo máximo posible y el compromiso por parte de todos es brutal. Al estar empezando, no tenemos todo el material del que nos gustaría disponer, y el que tenemos es cedido por el equipo de Zafra (al cual damos gracias públicamente) y compartimos con ellos. Esta es otra de las razones por las que queremos formalizar el club, ya que, al estar reconocidos, tendríamos oportunidad de buscar otras formas de financiación para comprar nuestro propio material. También estamos en la búsqueda de patrocinadores, para ayudar al club y adquirir todo el material esencial para la práctica y el entrenamiento de nuestro deporte”, finaliza Ángel Alonso.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.