Mariano Blanco, sobre la sanción a Musicaland: “Si se intenta cargar al Ayuntamiento con una responsabilidad que no tiene, allá cada cual”

A propósito de la denuncia que la Policía Local de Villafranca interpuso a la asociación Musicaland por celebrar un acto en la plaza de Mancerina en el pasado Viernes Santo (ver noticia relacionada), para el que carecían de licencia municipal, el edil de Festejos del Ayuntamiento de Villafranca, Mariano Blanco, ofreció en el día de ayer su valoración de los hechos y afirmó que “si se intenta cargar al Ayuntamiento con una responsabilidad que no tiene, allá cada cual”.

El edil hizo un repaso de los hechos que dieron lugar a la polémica. Según explicó, el 24 de marzo se registró en el Ayuntamiento un escrito de Musicaland y la AA.VV. informando de la realización de un evento para el día 2 de abril en la plaza de Mancerina. Ese mismo día la Junta de Extremadura advirtió de cambios que se sustanciaron al día siguiente con un decreto que modificaba las condiciones en que se podía desarrollar eventos.

Según aseguró Blanco, esta modificación le fue trasladada al presidente de Musicaland, Francisco Jiménez en conversación telefónica el 25 de marzo y, un día después, les enviaron el cambio en la normativa que explicitaba la prohibición de celebrar eventos. En esta tesitura, daba a conocer Mariano Blanco, el Ayuntamiento les pidió un informe sobre cómo se iba a desarrollar el acto, el cual no fue recibido. Tras un amago de cancelar el evento por la previsión de lluvias, que notificaron al Ayuntamiento vía WhatsApp, la asociación decidió finalmente llevarlo a cabo el Viernes Santo, ante lo que el consistorio, en palabras del concejal, reiteró que no podía haber música “porque así lo decían las normas que puso la Junta”.

Asimismo, Mariano Blanco aportó imágenes de micrófonos dispuestos en la plaza para poner en duda la promesa de Musicaland de que no habría equipos de música.

Ya por la noche del Jueves Santo, Musicaland se puso en contacto con el Ayuntamiento para instarlo a que se manifestara en caso de ver pertinente la suspensión, ante lo que las autoridades municipales expresaron que eso “era cuestión técnica de la Policía Local y no del Ayuntamiento”. Además, defendió que el “escrupuloso” cumplimiento de la normativa en el acto que ese mismo día se celebró bajo la organización municipal.

Para el concejal, “si se tiene buena intención, las cosas se comunican, se hablan y se llevan adelante”. Además, defendió su voluntad de “no mirar adscripciones, pero sí las repercusiones que pueden tener los actos”. “No se va a mirar la naturaleza de los actos siempre que estén dentro de la ley”, apostilló.

Con la exposición ·"cronológica" de cómo se desarrollaron los acontecimientos, el concejal espera que la cuestión quede "zanjada".


 

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.