La SP Villafranca presenta un proyecto deportivo ambicioso ante sus socios para intentar mantenerse en Tercera con solvencia

Se producirán unas 8 ó 9 bajas de la actual plantilla para poder realizar entre 6 y 8 fichajes

Ayer martes se celebró la asamblea ordinaria de la SP Villafranca para hacer balance del ascenso a Tercera División y comenzar a preparar lo que será el proyecto deportivo para la próxima temporada, después de permanecer nueve años en la Primera División Extremeña.

Primeramente, se realizó un balance económico de la pasada temporada con unos beneficios de casi 3.000 euros. Hubo menos ingresos que en campañas pasadas, pero también hubo menos gastos por la misma razón: la pandemia. Dos datos también a destacar fueron el número total de socios, 470 (había un límite de 500) y el incremento de la subvención del Ayuntamiento, de 7.700 a 9.500 euros.

En cuanto al proyecto para la próxima temporada, Cipri Santos, presidente de la SP Villafranca, se mostró cauto ante la imposibilidad a día de hoy de cuantificar cuáles serán los gastos y las necesidades de este equipo en Tercera División. Para avanzar en esta cuestión, están manteniendo reuniones con otros equipos de Tercera de similares características y así poder realizar un diagnóstico más real de lo que conlleva hoy en día militar en esta categoría. Por ejemplo, a partir de ahora será necesario reforzar el cuerpo técnico, que seguirá liderado por el entrenador ‘Pana’, con un preparador físico y un fisioterapeuta. También habrá que dar de alta a varios jugadores que tendrán un contrato profesional. Cuestiones como estas incrementan los gastos del club.

En cuanto a ingresos esperan aumentar el número de socios e incrementar la taquilla gracias al mayor número de aficionados que vendrán de otras localidades.

La campaña de socios comenzará en breve. “Al igual que en Primera División Extremeña, vamos a seguir siendo uno de los clubs con un abono más barato”, explicó Cipri Santos. Aquellos socios actuales que renueven su abono antes del 31 de agosto, podrán adquirirlo por 40 euros para toda la temporada. Para los socios nuevos, 60 euros. Habrá un carné joven por 5 euros (hasta 16 años) y dos carnés especiales: oro (120 euros) y platino (250 euros).

En cuanto al proyecto deportivo, competirán en una liga de 16 equipos, con 15 partidos en casa. Se producirán unas 8 ó 9 bajas de la actual plantilla para poder realizar entre 6 y 8 fichajes. En este aspecto explicaron que la Federación obliga a tener una cuota de jugadores sub-23. Por ello, una de las cuestiones que está en estudio es la creación de filial sub-23, que militaría en Segunda División Extremeña, y que estaría formado por jugadores de la cantera para dar el salto a la Tercera División y poder dar continuidad a la generación de juveniles que acaban de ascender a Liga Nacional Juvenil. Cipri aclaró en este punto que sería imprescindible el apoyo del Ayuntamiento.

El presidente de la SP se marca como objetivo mantenerse en Tercera División de forma cómoda para, en futuras temporadas, marcarse objetivos aún más ambiciosos y poder estar en la parte alta de la tabla con otras aspiraciones.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.