Un total de 25 ejemplares de aguilucho cenizo serán liberados este 21 de julio

Un proyecto de AMUS, Endesa y la Junta de Extremadura

El 21 de Julio se ha marcado como un importante hito. AMUS, en colaboración con Endesa y la Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura, procederá a liberar 25 ejemplares de aguilucho cenizo y colocar emisores satélites a 6 de ellos, nacidos y criados en el hospital de AMUS.

Por primera vez se va a conocer al detalle la adaptación en la naturaleza de unos ejemplares muy particulares que han nacido o han sido criados en condiciones artificiales. Por otro lado, los emisores también permitirán su seguimiento aportando una información vital para gestionar aquello en el exterior que los pone en peligro -.

Este proyecto innovador denominado ‘Objetivo UNO’, que cuenta con un tratamiento científico de sus resultados, quiere servir para validar y testear algunas medidas de cría en cautividad con la especie valorando la viabilidad de esos pollos en la naturaleza y al mismo tiempo ser un reflejo del grado de coordinación entre instituciones diferentes. A través de la crianza campestre de 25 pollos de aguilucho cenizos alojados en una instalación denominada Hacking ubicada en  el entorno  de la planta solar de la filial renovable de Endesa, Enel Green Power España en Valdecaballeros, AMUS ,Endesa y la Dirección General de sostenibilidad de la Junta de Extremadura van a conocer mediante el seguimiento de estos ejemplares, aspectos de alto valor sobre las amenazas y la utilización del espacio de una rapaz rarificada por causas directamente relacionadas con actividades humanas.

Por primera vez la coordinación entre entidades públicas y privadas ha permitido colocar emisores Gps/Gsm en pollos nacidos y criados en cautividad. Estas tres entidades se han puesto de acuerdo para desvelar secretos o aspectos poco conocidos de cómo los juveniles del Aguilucho cenizo interactúan con sus homólogos salvajes y cómo emprenden su viaje migratorio hacia el África subsahariana. En La estrategia de conservación de esta especie medidas directas de salvamento de nidos en el campo son claves ante la recolección. Muchos pollos y huevos son admitidos en el centro de recuperación y asistidos hasta su devolución al medio natural. Este motivo nos obliga a esclarecer qué pasa con estos jóvenes aguiluchos y es lo que vamos a descubrir con un proyecto desarrollado en cooperación.

El aguilucho cenizo es una rapaz que desciende progresiva y alarmantemente de toda su área de distribución europea. En algunas zonas este descenso es más acusado que en otras, sobre todo en las poblaciones que están alojadas en vegetación natural la tendencia nos es tan a la baja, pero en general, es una especie con explícito desplome y ausencias. Las medidas pasan, sobre todo, por acciones globales que retrasen las fechas de recolección con políticas agrarias más sensibles con la especie que también contemplen la gestión en los cambios de cultivo, las parcelaciones agrarias y el empleo de fitosanitarios. Entre tanto, urgen acciones directas que amortigüen el impacto de la recolección mecanizada del cereal y este proyecto, suma en beneficio de una de las rapaces con más pérdidas en la última década.

Extremadura es una comunidad de referencia en la conservación de los Aguiluchos. Desde hace más de treinta años auspiciados y apoyados por la administración, diferentes grupos de conservación han desarrollado campañas de salvamento de esta especie monitorizando y controlando cientos de nidos. En la actualidad a través del GEA (Grupo extremeño de Aguiluchos) se siguen manteniendo estas importantes medidas de protección de colonias.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.