AMUS formó parte del dispositivo que trató de salvar la vida al lince atropellado en el valle del Matachel

A pesar del gran esfuerzo compartido entre instituciones y expertos, el lince ‘Reposado’ fallecía en el hospital de AMUS este pasado 19 de agosto por los graves daños generados y derivados del traumatismo

 El 16 de junio de 2021, fue atropellado “Reposado”, un ejemplar de lince ibérico (Lyns pardinus) procedente de la naturaleza, nacido en el Valle del Matachel e incluido dentro del Programa de Reintroducción de la especie que la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura desarrolla.

El accidente se produjo en una de las carreteras comarcales del valle del río Matachel, al sur de la provincia de Badajoz. Una familia lo halló aún con vida y su aviso activó todo un dispositivo logístico volcado en la recuperación del ejemplar.

Extremadura, desempeña una función determinante en la recuperación de una especie genuina, endémica de la península ibérica. Su presencia en el mundo está ceñida a ésta molécula de porción de tierra a escala planetaria. Hasta hace muy poco tiempo el lince ibérico estaba considerado como uno de los felinos más amenazados del planeta. Su persecución a través de la caza, así como la disminución del conejo (fuente trófica básica para la presencia de la especie) lo condujeron a un escenario de pre-extinción a finales de los años 80 y principios de los 90 (los linces fueron cazados en España hasta el año 69).

A partir de estos años, se elabora la Estrategia de conservación del lince ibérico y Extremadura junto con otras comunidades autónomas se sube al reto de frenar la tendencia regresiva y en poco tiempo redirigirla hacia una alcista que asegurara la viabilidad de la especie.

En la actualidad, en 8 años Extremadura se abre camino con seguridad en este gran proyecto, evitar que un gran depredador con más de 3,2 millones de años de existencia como especie desaparezca. En algo menos de una década, Extremadura dispone de un centro de cría en donde se reproduce la especie, dos centros de recuperación para atender ejemplares heridos o enfermos y cuenta con una población de más de cien ejemplares en estado natural, en vida libre. La recolonización de sus antiguas áreas de distribución en la península ibérica a fecha de hoy es un éxito.

Sin embargo, a pesar de los buenos resultados de los centros de cría en cuanto a producción de cachorros y de la adaptación de los ejemplares a la vida en libertad, las amenazas con las que conviven son una dura realidad.

Entre ellas y en un plano probabilístico muy elevado están los atropellos en red viaria. “Reposado” fue arrollado por un vehículo a última hora de la tarde generándole el impacto, tres fracturas de cadera asociadas a un severo daño medular. Después de intervenirlo en el Hospital Clínico Veterinario de Cáceres, ingresó en el hospital de AMUS, y tras su traslado asistencial por parte del equipo del proyecto Lince de la Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura, se instauró un protocolo terapéutico que velara por la vida del ejemplar evaluando los daños generados y su posible gestión clínica. Pruebas diversas (Radiografías, TAC, hematologías, bioquímicas, una intervención quirúrgica…) y todo el glosario más calculado en los tratamientos farmacológicos no fueron suficientes para revertir las consecuencias traducidas en afecciones multiorgánicas de una aparatosa lesión en la cadera.

Hoy, mirando atrás y aunque “Reposado” no esté, la experiencia vivida contribuye a consolidar el necesario trabajo en red, en equipos polivalentes y en la adecuación de los centros de recuperación para alojar y asistir medicamente a una especie tan valiosa y a la vez tan compleja en su gestión médica.

Para el hospital de AMUS, es (incluso teniendo en cuenta el fallecimiento del ejemplar), un orgullo al sentirse parte de un proceso por el que hemos aprendido, y por el que continuaremos en una exigente autoformación valorando la excepcionalidad y el enorme valor de que AMUS sea un hospital en el que se trabaje para ofrecer una segunda oportunidad con linces enfermos o heridos a instancias de la Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.