Miriam Al Adib, una de las ginecólogas que asesoraron a Irene Montero sobre violencia obstétrica

Miriam Al Adib Mendiri fue una de las participantes en la reunión sobre salud sexual y reproductiva el pasado 1 de septiembre

La doctora Miriam Ad Adib Mendiri, ginecóloga y autora de libros como "Hablemos de Vaginas" y "Hablemos de nosotras", participó en la reunión telemática que la ministra de Igualdad, Irene Montero, tuvo con 30 profesionales relacionados con el embarazo y el parto. El actual ministerio de Igualdad pretende, tras 11 años de la aprobación de la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, iniciar un proceso de reforma con el fin de ampliar los derechos y garantizar su ejercicio efectivo en todo el territorio estatal.

Uno de los objetivos de esta reforma es abordar la violencia obstétrica, como violencia institucional, analizando sus causas y proponiendo medidas que posibiliten su erradicación, la reparación a las víctimas, así como incluir la violencia obstétrica como una forma más de violencia contra las mujeres. Este proceso de reforma, recién iniciado, pretende involucrar a todos los profesionales y agentes implicados en salud sexual y reproductiva, con el fin de enriquecer el debate, analizar las carencias existentes y proponer avances en esta materia.

La doctora Miriam Al Adib Mendiri lleva años concediendo entrevistas hablando de la necesidad de cambiar las cosas en materia de atención en los procesos sexuales y reproductivos por lo que ha recibido, en principio, con interés que desde el Ministerio se quieran modificar cosas. “Me gustaría dejar claro que mi postura en este tema en concreto se basa en dos pilares: la evidencia científica y la protección de los derechos humanos, jamás en una ideología política por lo que me desmarco totalmente de ser afín a ningún partido, hubiera participado y apoyado esta reunión la hubiese convocado Unidas Podemos, VOX, el PP o el PSOE, para mí lo importante es el bienestar de la mujer en su embarazo, parto, postparto, lactancia, en definitiva en todos sus procesos sexuales y reproductivos incluida la menopausia, lógicamente y me gustaría que los profesionales de la salud que se dedican a esto obviaran las ideologías políticas para que todos nos centremos en la materia que importa que es velar por la salud de la mujer en nuestro campo, tanto la física como la mental”.

Las casas de parto

Uno de los temas que se abordó en dicha reunión fueron las casas de parto, algo que genera muchísima polémica “porque muchos creen que se trata de llevar a las mujeres a dar a luz en sus casas sin más cuando nada tiene que ver”. Dichas casas son edificios anexos o no pero siempre integrados dentro de los complejos hospitalarios y cuya característica principal es que están asistidas por matronas perfectamente cualificadas que asisten partos de bajo riesgo. La doctora Al Adib aplaude la decisión ya que “me parece una oportunidad para abrir el abanico de opciones. En otros países europeos están perfectamente instauradas. Es muy importante recalcar que son indicadas para partos de bajo riesgos; madre joven, sin complicaciones en el embarazo sin cesáreas previas etc. Tienen protocolos de actuación para traslado de aquellos casos donde se produzcan complicaciones”.

No se trata bajo ningún caso en volver hacia atrás, “los médicos tenemos a nuestra disposición toda la tecnología necesaria para intervenir si un parto se complica que siempre puede pasar en cuestión de un segundo pero para los partos que transcurren con absoluta normalidad los profesionales hace años que reclamamos que haya menos intervención farmacológica, médica en definitiva. La evidencia científica ha demostrado que la atención por matronas en partos de bajo riesgo dan mejores resultados: más posibilidades de parto vaginal, disminución de intervencionismo médico, mayor satisfacción para las mujeres, mayores tasas de lactancia materna”, señala la obstetra. “No estoy yendo en contra de mi profesión lógicamente, lo que quiero es recordar que las profesionales adecuadas para atender los partos que no presentan problemas son las matronas cuya formación es específicamente esa y que los ginecólogos estamos, además de para llevar el seguimiento del embarazo para intervenir si surge una complicación”.

Según la OMS, no se debería pasar de un 10-15% de cesáreas. Si se supera esta cifra significa que se está haciendo más intervencionismo médico del necesario. “En España superamos el 20%, varía según cada comunidad y en las privadas el porcentaje tiende a ser el doble que en el sistema público, es una barbaridad ya que es una operación en toda regla, con todas las complicaciones que puede conllevar, y que incluso puede comprometer futuros embarazos. Una cesárea debe ser cuando realmente sea necesaria desde el punto de vista médico, no un método más a elegir”, advierte la doctora Al Adib Mendiri.

Violencia obstétrica
Para la ginecóloga sí existe: “podemos hablarlo abiertamente desde que la OMS puso en su agenda este tipo de violencia normalizada. Lo que ocurre es que es algo de lo que hasta hace nada no se hablaba, por eso muchas mujeres que la han sufrido y que tienen graves secuelas por ello ni siquiera saben que la han sufrido. Es como la época de nuestras abuelas, no se hablaba de la violencia machista, por lo que el hecho de que te pegara tu marido lo consideraban normal, nadie denunciaba ni se quejaba, hasta pensaban que si les pegaban era porque lo merecían. En cada sociedad y en cada época existen violencias normalizadas que se interiorizan y acabamos por no poderlas identificar. Si no se le pone nombre a las cosas no podemos luchar para mejorar la sociedad. Por eso es necesario nombrar la violencia obstétrica, para que podamos luchar contra ella, para que muchas mujeres que la hayan padecido y estén totalmente traumatizadas puedan comenzar por darle nombre a todo que les pasa, es el primer paso poder iniciar un proceso de reparación", concluye.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.