Cocido extremeño

Ingredientes (para 5 o 6 personas):
2 puñados generosos de garbanzos por persona
500 gr. de carne de tenera, preferentemente morcilla
200 gr. aproximadamente de tocino fresco ibérico
Un trozo pequeño de tocino añejo
Un hueso de ternera salado
Un hueso de caña
200 gr. aproximadamente de huesos de espinazo
Un trozo de panceta ibérica
Una punta y un hueso de jamón
2 o 3 chorizos ibérico
2 o 3 morcillas para guisar
1/2 de pollo de corral y 1/2 de carcasa de gallina o pollo
2 patatas medianas
2 zanahorias medianas

Preparación

Como hemos señalado con anterioridad, debemos echar los garbanzos en agua con sal la noche anterior. Al día siguiente los garbanzos habrán doblado su tamaño. Si vamos a utilizar garbanzos ya cocidos, los incorporaremos entre 5 o 10 minutos antes de apagar el fuego, si no se deshacerán completamente.

En una olla ponemos los huesos, la morcilla, la gallina, panceta, jamón y el tocino. Cuando rompa a hervir añadimos los garbanzos.
Reservamos las patatas, zanahoria, chorizo y morcilla para más tarde. Hay un truco para que el cocido extremeño no tenga tanta grasa, es cocer aparte la morcilla y el chorizo, y se le añade una vez listo el cocido, de modo que la grasa que suelta durante la cocción podemos desecharla y no añadirla a nuestro plato.

A partir de ahora no moveremos el caldo, porque si lo hacemos, cuentan los más ancianos, nos quedarán duros los garbanzos y no seremos capaces de ponerlos blando. Nosotros por si acaso, no removemos.

Con una espumadera iremos retirando suavemente la espuma que se queda en la parte de arriba de la olla durante la cocción.
Dejamos cocer al fuego medio durante al menos dos horas.

Transcurrido este tiempo, ya si podemos remover, e iremos mirando como están los garbanzos. El tiempo va a variar dependiendo de los garbanzos y del agua que hemos usado. Una vez que los garbanzos estén cocidos, echaremos las patatas y las zanahorias enteras, dejando cocer otros 15 a 20 minutos más hasta que la patata esté cocida.

Para finalizar echamos el chorizo y la morcilla, apagamos el fuego y dejamos reposar unos 15 a 20 minutos con la tapa puesta.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.