APAG Extremadura Asaja denuncia que la ministra de Trabajo “está amenazando a los agricultores con inspecciones”

Critica que el Gobierno, “en vez de buscar soluciones, está creando problemas donde no los hay”
 
El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha denunciado hoy la recepción por parte de agricultores y ganaderos extremeños de cartas enviadas desde el Ministerio de Trabajo “en las que se amenaza con inspecciones de trabajo”.
 

En concreto, en estas cartas “se exige a los empresarios agrícolas que transformen en empleos indefinidos los contratos de duración determinada en el plazo de un mes”, y en el caso de no hacerse así “serán objetivo de la correspondiente actuación inspectora por la respectiva inspección provincial de Trabajo y Seguridad Social”.
 
Desde la organización agraria se considera una barbaridad esta actuación puesto que se trata de personas que trabajan para campañas temporales, como son las cosechas o ciertas labores agrarias, por lo que es un contrasentido que sean fijos. Las temporadas en el campo duran lo que dura e incluso su propio nombre lo dice, son “temporadas y temporeros”.
 
Según el presidente de APAG Extremadura Asaja, “el Ministerio está creando un problema a los trabajadores, pero también a los empresarios, puesto que esta actuación es perjudicial para ambas partes y no es solución a la grave problemática que sufre el campo con la falta de mano de obra”.
 
Y es que, según ha recordado Metidieri, los últimos datos del paro de octubre señalan que en Extremadura hay cerca de 100.000 desempleados de los que 10.859 son del sector agrario y esta cifra se ha incrementado, respecto al mes anterior, el 11,45% (más del doble de la media nacional). A pesar de estos números “no hay mano de obra para recoger las cosechas en la región, lo que demuestra la grave problemática que hay en el mercado laboral, con un sistema al que hay que darle una vuelta y actualizar”.
 
“Lo que debería hacer la ministra es buscar soluciones a los problemas reales y no inventarse o crear nuevos, donde no los hay. Hacen falta soluciones y no amenazas”, ha añadido.
 
Subida de los costes de producción

En esta línea, Metidieri “ha pedido menos regulación, menos amenazas y menos impuestos, dado que los costes de producción en el campo se están disparando en los últimos tiempos por la subida de los insumos y sobre eso no se está haciendo nada”.
 
Para ilustrar estas palabras, Metidieri ha repasado los sobrecostes que están sufriendo los agricultores y ganaderos y que son “inasumibles”. Así, los glifosatos han crecido un 96% y el precio “sigue subiendo día a día”; las semillas, en plena campaña de siembra, han subido una media del 35%. El gasóleo agrícola se ha incrementado el 72%. Los abonos el 150% y los piensos para el ganado el 30%.
 
“A todo esto, se suman los incrementos del 270% en los gastos energéticos en agricultura y ganadería, el 33% del agua, el 25% en la maquinaria y el 30% en los costes salariales con las distintas subidas del SMI que ha aprobado el Gobierno”, señalan.
 
En definitiva, “la agricultura y la ganadería está sufriendo las consecuencias del encarecimiento de los distintos productos y la ministra, en vez de preocuparse de los problemas reales, se dedica a atacar, perseguir y amenazar a los profesionales del sector primario, a pesar de ser un sector fundamental, como se constató en la pandemia”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.