Labradores de Tierra de Barros llaman a la ciudadanía a participar en la manifestación “para defender el campo y salvar la economía”

Acusan al Gobierno extremeño de “mostrar con su inacción el ‘desprecio más absoluto’ hacia el sector agrario, estratégico en nuestra economía”

La Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo (CLYG) quiere expresar su rotundo apoyo a la manifestación convocada por distintas organizaciones agrarias para el próximo día 2 de diciembre bajo el lema ‘En defensa de nuestro campo’, anuncia que acudirá a la movilización, que partirá a las 10.00 horas de la Consejería de Agricultura en Mérida, y hace un llamamiento a toda la sociedad de Tierra de Barros para que participe o se solidarice con la defensa de la agricultura para salvar la economía regional.

Antonio Ortiz Alcántara, miembro de la Junta Directiva de la CLYG expone que el primer motor socioeconómico de Extremadura es el campo, porque entre otras razones representa cerca del 8% del Producto Interior Bruto (PIB) regional, lo que supone triplicar el peso que tiene el sector agroganadero en el conjunto de España, que apenas supera el 2,5%, por lo que si la locomotora del sector primario no avanza, la escasa industria extremeña y el sector servicios ‘descarrilarán’ y se verán seriamente perjudicados a medio plazo.
 
Con este argumento el portavoz de los agricultores de Tierra de Barros hace un llamamiento para que todos, profesionales y empresarios del sector agrario y ajenos a él, así como la sociedad en general muestren su apoyo a esta manifestación “en defensa de los intereses de los agricultores que, indirectamente, son los suyos propios”.
 
La Comunidad de Labradores de Almendralejo asegura que son muchas las razones que llevan a secundar esta movilización, y una de las principales -señala- es el “desprecio total y absoluto’ que muestra el Gobierno extremeño por un sector estratégico para nuestra economía como es el agrario, al que no ha prestado la más mínima atención ni apoyo en los últimos meses”.

“No nos representa ni defiende nuestros derechos en los foros de toma de decisión -prosigue-, y ni siquiera cumple con su obligación de publicar oficialmente los costes de producción de nuestros productos para que podamos defender un precio justo en el mercado”.

Los agricultores argumentan que a pesar de que día a día los responsables políticos veían los problemas que se iban sucediendo -primero con el desmedido encarecimiento de los insumos que venimos soportando los últimos 11 meses, después con el bajo precio de la uva y, por último, con la venta a pérdidas de la aceituna- no hicieron absolutamente nada ni para atenuar los costes del campo, ni para que se cumpliera la Ley de la Cadena Alimentaria, “por lo que ahora nos encontramos con una actividad agrícola agonizante y unos agricultores al borde la ‘asfixia’, que llevan soportando una economía mermada más de una década”.

Ortiz Alcántara explica que con subidas de precios como el 70% en el gasóleo, incrementos de más del 150% en los abonos, subidas del 35% en las semillas y el encarecimiento de más del 250% de la energía la agricultura es simplemente inviable, por lo que reclama medidas urgentes para paliar estos disparatados incrementos de costes.

La Comunidad de Labradores concluye reiterando su llamamiento a la ciudadanía para que apoye las movilizaciones del próximo jueves 2 de diciembre, porque el empobrecimiento del agricultor y el abandono del campo tendrían una incidencia negativa directa en el conjunto de la economía local.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.