Villafranca prepara su romería de San Isidro tras dos años de parón


Controles de alcoholemia tanto en carretera como en las inmediaciones de la pradera

Villafranca de los Barros se prepara para celebrar, tras dos años de parón, su romería de San Isidro. El primer paso ha sido la celebración de la junta de seguridad con la Guardia Civil, Delegación del Gobierno, Bomberos, Policía Local, Cruz Roja, Protección Civil y la Hermandad de San Isidro con el objetivo de coordinar todos los medios que se facilitarán para garantizar la seguridad y la coordinación durante el desarrollo de las fiestas del 13 al 16 de mayo.

La procesión de traída del Santo será el domingo 8 de mayo, que el área de infraestructuras está desarrollando el evento y que como novedad se añaden 23 puestos que contarán con servicio de luz y agua, con una gestión igualada a la de los demás puestos de la pradera, contarán también con servicios de limpieza y al coordinador de infraestructuras de guardia para solventan posibles incidencias. También se limitarán los accesos a vehículos con cadenas y barreras en horario de 6 a 12 con la excepción del día 15, que se cerrarán a las 11:45 horas.

Presencia también de los dispositivos de seguridad que garantizarán la seguridad tanto en la pradera como en la ciudad, todos los días que tiene lugar la romería a la que se prevé la asistencia de mucha gente, se espera en torno a unas 6.000 personas. Habrá controles de alcoholemia tanto en carretera como en las inmediaciones de la pradera.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.