La CLYGAL valora que se incorporen 75.000 euros para la mejora de caminos municipales de Almendralejo pero califica la partida de “claramente insuficiente”

“Es urgente el arreglo de la Vereda Vieja, Camino la Zarza, Vereda Pozo Limón, Camino Villafranca, Vereda del Ahorcado, Vereda Corona y el Escambrón”, señalan

La Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo (CLYGAL) valora el hecho de que el Ayuntamiento haya incorporado una partida de 75.000 euros de remanentes de otros capítulos a la mejora y acondicionamiento de los caminos rurales municipales, como anunció en la reunión del último Foro Agrario celebrado hace unos días, pero considera que ese importe “es claramente insuficiente, porque la mayoría de las pistas se encuentran en mal estado”.

La Comunidad de Labradores estima que para que la red de caminos rurales del Ayuntamiento quedara en buen estado serían necesarios al menos 400.000 euros, ya que desde hace dos años el presupuesto destinado a esta finalidad “se ha reducido drásticamente bajando hasta los 60.000 euros del año pasado, cuando se trata de unas obras de vital importancia, no sólo para dar acceso a las fincas con seguridad y garantía y evitar cualquier tipo de accidente a los agricultores, sino porque estas pistas también son transitadas por otros usuarios como ciclistas, peregrinos, campistas y senderistas”.

Ante la petición del gobierno local, la CLYGAL ha remitido la relación de caminos que considera prioritario y urgente acondicionar como son la Vereda Vieja, el Camino de la Zarza, la Vereda del Pozo Limón, el Camino de Villafranca, la Vereda del Ahorcado, la Vereda Corona y el Camino Escambrón, aunque quiere dejar constancia de que no son los únicos que se encuentran en mal estado, “y de que a pesar de que los agricultores pagamos la Guardería Rural, en parte para estos arreglos, el abandono es total”.

La Comunidad de Labradores ya reclamó el pasado mes de enero que se acondicionaran algunos tramos intransitables de la mayor parte de estas pistas que quedaron destrozadas por las lluvias y, seis meses después, incorporan una mínima partida presupuestaria con la que difícilmente se podrán arreglar todos estos caminos rurales, así como los que dan acceso a las zonas recreativas de San Marcos y Tiza.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.