Elena Santiago y José Luis Ramos, del IES Fuente Roniel, han conseguido las matrículas de honor en 2º de Bachillerato del curso 2021/2022

Elena Santiago Ladera y José Luis Ramos Llamazares, alumnos del IES ‘Fuente Roniel’ de Fuente del Maestre, han conseguido las matrículas de honor de 2º de Bachillerato en el curso académico 2021/2022 que ha finalizado hace unos días.

Ambos han cursado la modalidad de ciencias y se encuentran muy satisfechos por lo conseguido: “Es una sensación grande, donde todo el esfuerzo ha conllevado a estos resultados”, comentaba José Luis Ramos, mientras que Elena Santiago apuntaba que “todo el tiempo que en estos meses hemos dedicado al estudio, se ve reflejado en estas notas”.

La nota media, sumando los dos cursos de Bachillerato, de J. Luis Ramos ha sido de 9,95, y la de E. Santiago de 9,58, tras un curso intenso, donde la palabra EBAU ha sido la más pronunciada en sus clases, donde las restricciones del COVID han ido remitiendo, pero en el que ambos coinciden que “ha sido el mejor de nuestra etapa en el instituto”.

José Luis Ramos ha explicado que para llegar a estos resultados “hay que irse adaptando a la situación de cada momento, con tiempo para estudiar, y tiempo para salir y hacer deporte, pero el tiempo de estudio aprovecharlo al máximo”. Por su parte, Elena Santiago ha señalado que “lo más importante es organizarse. Yo he estudiado a diario, y también he aprovechado el tiempo libre, y me he dedicado tiempo a mí”. Ya que los dos estudiantes destacan que “si la mente no funciona es imposible rendir al máximo”.

Eso sí, Elena Santiago ha invitado a los futuros estudiantes “a comenzar con un método de estudio desde la ESO, cuanto antes, porque si empiezas a organizarte en los primeros cursos de secundaria, cuando llegues a Bachillerato todo será más sencillo. Con una buena organización todo se consigue”.

Tanto José Luis Ramos como Elena Santiago han tenido palabras para sus compañeros, ya que “han sido claves en este curso, las clases se han hecho más amena, los agobios los hemos compartidos entre todos, y han sido esenciales para la buena armonía que hemos tenido en el aula”.

Y como no puede ser menos, también se han acordado de sus familias, que “han sido un apoyo grande, siempre que los hemos necesitado, tanto en los buenos días como en los malos, y sobre todo, han estado muy pendiente de nosotros en estos meses”.

Ahora se encuentran preparando la prueba de la EBAU, que se celebrará la próxima semana, con las ganas de finalizar, para disfrutar del verano, y sobre todo, de su nueva etapa como universitarios que comenzarán en septiembre.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.