El proyecto educativo MEDA del colegio San José de Calasanz obtiene dos premios a nivel nacional

Su creador es el docente fontanés Juan Antonio García Sánchez, portavoz del proyecto educativo ‘Déjate Alunizar’, con el que se obtuvo el I Premio Joaquín Sama a la Innovación Educativa

El proyecto educativo MEDA (Movilidad Escolar Déjate Alunizar), creado por el docente fontanés de Educación Física Juan Antonio García Sánchez, ha obtenido 2 premios a nivel nacional. Consiste en la creación y puesta en marcha de un banco de préstamo (gratuito) de bicicletas en el Colegio San José de Calasanz a fin de que el alumnado pueda alquilar una bici con la que desplazarse de su casa al centro y viceversa.

El proyecto surge con la necesidad de la sensibilización del profesorado de Educación Física, como agente facilitador del desplazamiento activo al centro escolar y como estrategia de promoción de la actividad física. Más concretamente, se trata de fomentar un hábito de vida saludable y de paso mejorar las entradas y salidas a los centro escolares utilizando el desplazamiento activo.

Así, la Plataforma ECÓLATRAS, una plataforma medioambiental de eco-movilización pionera en España que ofrece difusión y recursos a proyectos de desarrollo sostenible, ha concedido al proyecto MEDA un 2º Premio a nivel nacional por su contribución desde el ámbito educativo a la lucha contra el cambio climático.

Asimismo, y dentro del XII Concurso Escolar “Cuidamos el Medioambiente”, que patrocina una conocida marca de material escolar, también ha logrado un 2º Premio a nivel nacional dentro de la categoría “Salud, Bienestar y Alimentación”.

Toda la información sobre el proyecto, y el sistema de alquiler de bicicletas, puede obtenerse en la web http://dejatealunizar.blogspot.com.

Con respecto a los galardones, Juan Antonio García ha comentado: “No quiero colocarme medallas, cuando presento el proyecto a cualquier certamen lo que quiero es que dicho proyecto tenga continuidad, que podamos seguir realizándolo y ampliándolo. Lo de presentarlo a concursos es una vía para lograr financiación, apoyo al mismo y que llegue al mayor número de alumnos posible”.

Y prosigue: “De hecho, hemos logrado por ejemplo que una marca como Decathlon nos regale varias bicicletas, además adaptadas a la edad de los escolares. Y al ganar ese concurso escolar que mencionas hemos conseguido una cámara Action Man para el cole, un premio de 300 euros con el que vamos a comprar 3 bicis más, y 500 euros en material escolar. Eso es lo que me interesa, hago cualquier cosa por mis alumnos. “

Hay que destacar que MEDA es la continuidad de un proyecto denominado “Déjate Alunizar” ideado por este docente inquieto y creativo, y con el que obtuvieron, en el curso 2018/ 2019, el I Premio Joaquín Sama a la Innovación educativa de la Junta de Extremadura. En esa ocasión, participaron 8 docentes y 7 centros educativos: los tres colegios públicos de Fuente del Maestre ( Cruz Valero, San José de Calasanz y Miguel Garrayo) junto con otros centros de Puebla de Sancho Pérez, Aceuchal, Santa Marta y Fuente del Arco.

Entre todos los agentes de la comunidad educativa implicada en el proyecto, lograron “llegar a la luna”, caminando, pedaleando, haciendo deporte…  El proyecto es claramente una apuesta por una educación física sostenible y saludable. Y el premio supuso un aliciente de motivación extra para seguir trabajando en esta línea en los cursos sucesivos.

Pero Juan Antonio García, conocido popularmente en La Fuente como “Gali”, no es sólo un docente vocacional de los que se implican al cien por cien con sus alumnos en las aulas. Es también un excelente preparador de oposiciones, un coach que inspira, motiva y transmite a sus alumnos de la Academia Maestre la misma pasión que él siente por su profesión.

En sus clases, no sólo se preparan los contenidos o conocimientos que se requieren; se trabaja también mucho la aptitud: “Lo primero es saber hacia dónde vamos, a qué nos vamos a enfrentar, algo que ya da seguridad a los opositores. Y luego está la fase necesaria del conocimiento de la materia a defender, un conocimiento que debe trabajarse por todas las vías posibles”.

“Pero, si no hay constancia, pasión e ilusión, creo que no vamos a buen puerto. Creo en el trabajo, aunque la suerte sonría a una minoría. Y creo que lo que funciona es trabajar mucho con pasión y entusiasmo, ya que estos dos ingredientes favorecen la constancia, la búsqueda de la excelencia, y la creatividad”.

“La creatividad es ese plus que ofrecemos a un tribunal y que nos diferencia del resto, y en ello tienen mucho que ver las habilidades de comunicación, el saber transmitir lo que sé, el cómo lo transmito es más importante que lo que puedo llegar a saber. Se puede dominar técnicamente la materia, pero no saber transmitirla con la coherencia, el entusiasmo y la vocación necesarias Y eso el tribunal lo nota”.

Sobre el “factor suerte “, ha comentado: “A mí me encanta el fútbol y utilizo en mis clases muchos símiles con este deporte. Suelo decirles que, aunque vayamos con una primera parte ganada, no podemos relajarnos y esperar a hacer un milagro en el último minuto. Quizás eso pueda funcionar, pero lo que siempre funciona y trae buenos resultados es salir a jugar el partido dándolo todo desde el primer minuto. Eso sí que te garantiza el éxito. Aun así, opositar es como una carrera de fondo, y no suele conseguirse la plaza fija en una o dos convocatorias. Debemos tener los pies en el suelo”.

Por último, ha destacado “cuidar nuestro estado anímico, emocional y familiar de cara a afrontar unas oposiciones, es otro ingrediente muy importante”.

Buscar artículo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.